Práctica ➦ Técnicas generales en la armónica diatónica

PRÁCTICA
anterior siguiente

Enumeramos las más importantes y básicas técnicas usadas en la armónica diatónica de diez celdas, explicadas desde un punto de vista práctico. Ni que decir tiene que es una lista limitada puesto que es imposible explicarlas y detallarlas todos. La cantidad de efectos y técnicas reales es en realidad ilimitada, El instrumento no tiene un punto final, cada intérprete o artista imprimirá su especial e inconfundible técnica y sonido si escuchamos muchas grabaciones y la cantidad de alteraciones que podemos aplicar a las notas es enorme.

Algunas de las técnicas básicas explicadas aquí son comunes a todos los instrumentos de viento y música en general, otras como el bloqueo de lengua por ejemplo son comunes a todo tipo de armónicas y otras como el bending y el overbending son exclusivas de la diatónica.

Como podemos ver, es inevitable referirse a muchas de ellas por su nombre en inglés por ser la forma más ampliamente usada y para evitar confusiones. No llevan ningún orden en particular, ni de mayor o menor uso, ni mayor o menor dificultad. Todas ellas, incluso las aparentemente más fáciles requerirán de mucha práctica y experiencia para llegar a dominarlas completamente.

Podemos hacer ejercicios sobre cada técnica en particular intentando integrarlas a la vez en nuestras interpretaciones desde el inicio, practicando poco a poco sobre pasajes cada vez más extensos, lentamente. Una de las claves consiste siempre en la práctica contínua, la paciencia, la lentitud en las interpretaciones al inicio y en la perseverancia.

Todas nos servirán como punto de arranque para iniciarnos en el apasionante y legendario sonido de este instrumento:



Consejos del momento:

Antes de intentar conseguir ejecutar rápidamente melodías enteras en nuestros primeros ejercicios con armónica, es mucho más importante empezar por algo más básico aún: el ritmo (la duración de las notas, los silencios...). Para ejercitar el ritmo, sirve cualquier cosa sin tener que practicar siquiera con la armónica: una canción de fondo que escuchemos en la radio, nuestro mp3 favorito... siguiéndolo a ser posible con el pie o la mano. Puede sonar una tontería pero es una forma de que algo se nos grabe más facilmente. Al ir poco a poco dominando el ritmo las notas saldrán con mayor sentido incluso aunque las melodías sean de lo más simple. Por eso es tan importante practicar, improvisar ritmos antes que prestar toda la atención a las notas de una melodía.


anterior siguiente