Todo sobre la armónica de blues

Práctica ➦ Técnicas ➦ Polirritmia

PRÁCTICA
anterior siguiente

La polirritmia en música es algo así como la acentuación de varios ritmos superpuestos o combinados sobre el compás general de la música. Llevado en la práctica a la armónica, la polirritmia es un efecto con el que conseguimos dos tonos, uno de ellos lo producimos soplando o aspirando una nota y a la misma vez el otro, de manera superpuesta y usando el bloqueo de lengua tapando y destapando celdas.

El resultado es que producimos sonidos y ritmos complejos de gran riqueza. Para ello usamos las mismas técnicas del tapado y de producción de octavas con los golpes rítmicos de lengua y velocidad que deseemos.

Hay distintas variantes de la polirritmia dependiendo de cómo y dónde se va a efectuar. Generalmente es un efecto muy utilizado en el blues clásico, en donde "mezclamos" o superponemos dos notas, o una nota con un acorde usando las técnicas mencionadas y añadiéndole el ritmo deseado. Todo depende del sonido y efecto que deseemos conseguir. Cuanto más seco y rápido sea el movimiento de la lengua, tapando y destapando celdas más dramático será el efecto.


Ejemplos sencillos. Todos los audios están ejecutados con armónica en C (Do) si no se especifica lo contrario:



Ejemplo de polirritmia en celda 2 aspirada (tapado) (Leandro Chiussi):


Polirritmia en celda 3 aspirada (tapado) (Leandro Chiussi):


Frase usando tapado con polirritmia (Leandro Chiussi):


Polirritmia usando bloqueo de lengua en celdas 1 y 4 sopladas (Leandro Chiussi):


Polirritmia usando bloqueo de lengua en celdas 1 y 4 aspiradas (Leandro Chiussi):


Polirritmia usando bloqueo de lengua en celdas 3 y 6 sopladas (Leandro Chiussi):



Consejos generales: La mejor manera de abordar cualquier instrumento musical es a base de sesiones cortas pero con mucha frecuencia, por ejemplo: dos sesiones de media hora casi todos los días. Permanecer tres, cuatro o más horas persiguiendo algo que no nos sale sólo conseguirá fatigarnos, cansarnos y hasta hacernos perder el gusto y las ganas. Tampoco sirve de mucho estar un día entero practicando para luego olvidarnos y dejarlo hasta el próximo mes. Recuerda: sesiones cortas, con música o ejercicios que nos agraden o que tengamos que mejorar, pero con frecuencia. Entre sesiones, incluso sin armónica podemos practicar tiempos, ritmos, escuchar, etc...


anterior siguiente

Inicio Teoría Práctica Otros Foros
todoarmonica.org en facebook todoarmonica.org en twitter todoarmonica.org - canal RSS
todoarmonica.org © 2006 - 2018
Se utilizan cookies propias y de terceros a efectos estadísticos y publicitarios. Si pulsa sobre ACEPTO o continúa navegando consiente su uso en esta web.   Ver más información
ACEPTO NO acepto