Práctica ➦ Técnicas ➦ Polirritmia

PRÁCTICA
anterior siguiente

La polirritmia en música es algo así como la acentuación de varios ritmos superpuestos o combinados sobre el compás general de la música. Llevado en la práctica a la armónica, la polirritmia es un efecto que se utiliza sobre el bloqueo de lengua. Consiste en producir un movimiento de la lengua hacia atrás, como escapando del bloqueo, pero volviendo luego a su postura inicial, creando de esa forma los patrones rítmicos y velocidad que deseemos.

Se puede realizar tanto con bloqueo de lengua para producir octavas como para otros efectos como el tapado.

Hay distintas variantes de la polirritmia dependiendo de cómo y dónde se va a efectuar. Generalmente es un efecto muy utilizado en el blues clásico, en donde también se "deja escapar aire" al producir el movimiento de la lengua. Todo depende del sonido y efecto que deseemos conseguir.


Ejemplos sencillos. Todos los audios están ejecutados con armónica en C (Do) si no se especifica lo contrario:



Ejemplo de polirritmia en celda 2 aspirada (tapado) (Leandro Chiussi):


Polirritmia en celda 3 aspirada (tapado) (Leandro Chiussi):


Frase usando tapado con polirritmia (Leandro Chiussi):


Polirritmia usando bloqueo de lengua en celdas 1 y 4 sopladas (Leandro Chiussi):


Polirritmia usando bloqueo de lengua en celdas 1 y 4 aspiradas (Leandro Chiussi):


Polirritmia usando bloqueo de lengua en celdas 3 y 6 sopladas (Leandro Chiussi):



Consejos del momento:

A lo largo de toda la web habrás leído que la diatónica es fácil en principio y que podríamos incluso tocar nuestras primeras melodías en una sola tarde, pero como en cualquier instrumento musical llegar a tocar realmente bien y sacarle todo su jugo requiere años de dedicación y práctica. En este último aspecto es muy importante que teniendo ganas de aprender, no nos preocupemos en si avanzamos o no, justo al contrario, sucede que tanto si tenemos aptitudes musicales previas o no, los avances se van produciendo de forma gradual casi sin que nos demos cuenta. En la música no hay un punto final y nunca se termina de aprender ni de mejorar. Diviértete mientras practicas y recuerda que no es obligatorio ni estrictamente necesario ser un virtuoso para convertirse en un gran artista de la armónica.


anterior siguiente