Menú general:
FOROS  |  Chat

Musikhaus Thomann Linkpartner - Armónicas - Instrumentos musicales
Teoría:
Práctica:
Otros:
todoarmonica.org en facebook todoarmonica.org en twitter







josecabello.com
honda70.org
xavierblanch.es
ivlia.org






Práctica: Embocadura, notas simples y limpias
Recomienda esta página a un amigo/a


Cuando empezamos a tocar por primera vez una armónica, lo más seguro es que nos salgan acordes de dos o tres notas a la vez (soplamos sobre dos o tres canales a la vez). Esto es lo más normal y en sí no tiene nada de malo ni erróneo, es una forma más de tocar, pero para conseguir otros efectos como el bending, control sobre las notas, precisión en las melodías, fraseos, etc., son esenciales las notas limpias, simples y claras.

Se trata de trabajar sólo con una celda, canal o agujero de la armónica a la vez mediante una correcta embocadura, sellando bien cada agujero sin que hayan fugas de aire a celdas contiguas. De esa forma conseguimos que suene una única lengüeta cada vez. El objetivo es también el de poder producir estas notas limpias entre una celda y otra, soplando o aspirando, moviéndonos entre las celdas hacia derecha o izquierda, etc.

Al principio es normal no tener precisión en embocar una determinada celda por la proximidad entre ellas, al igual que ocurre con la sensación de no saber en que celda estamos en un determinado momento. A medida que practicamos ganaremos progresivamente en precisión y seguridad de forma inconsciente.

Todos los archivos de audio están ejecutados con armónica en C (Do) si no se especifica lo contrario.



Notas en varias celdas o canales a la vez



Notas simples, un único canal o celda


Para conseguir notas únicas es necesario una buena embocadura que consiste en introducir la armónica profundamente dentro de la boca pero sin aplicar fuerza, de forma relajada y procurando mantener la boca lo más abierta posible, con comodidad, para aumentar la resonancia de las notas.

Es común pensar que simplemente apoyando los labios sobre las celdas es lo normal pero lo correcto es introducir bien la armónica en los labios como se muestra en el gráfico porque de esa forma sellaremos mejor los canales.

Una vez tengamos la armónica embocada correctamente podemos elegir entre uno de los diferentes métodos para aislar y producir notas: el bloqueo de labios (en inglés lip pursing, puckering, lipping o lip-blocking), el bloqueo de lengua (tongue-blocking) y el bloqueo de lengua en forma de U (U-block, el menos usado).

Existe una controversia contínua, ya clásica en el mundo de la armónica, sobre cual de los métodos es el mejor, si es que hay alguno mejor que otro, cual el más usado o cual es el que debería usarse.

Lo cierto es que hay de todo. Muchos armonicistas usan exclusivamente el bloqueo de labios, otros usan sólo el bloqueo de lengua y muchos otros usan los dos, usando uno de ellos en determinados momentos.

En términos generales digamos que el bloqueo de labios es sin duda el más sencillo sobre todo para principiantes aunque muchos aprenden directamente con el bloqueo de lengua. Por otra parte el bloqueo de lengua permite acordes y efectos imposibles de lograr con el bloqueo de labios.

En definitiva todo depende en última instancia de nuestras preferencias, comodidad de uso, estilo, efectos, etc... y en realidad no creo que se deba considerar a un tipo de técnica mejor o peor que otra sino simplemente diferentes.

Lo normal, por orden de sencillez, es comenzar por el bloqueo de labios y después de bastante tiempo de práctica sobre todas las técnicas de la armónica, iniciarnos en el bloqueo de lengua, no sólo por el tema de las notas únicas, sino también por las grandes posibilidades y variedad de efectos que brinda esta última técnica, imposibles de conseguir mediante otro método.

Recordemos que como ya vimos en el apartado respiración y resonancia, tengamos en cuenta que en nuestras primeras pruebas y ejercicios con la armónica, y aunque no sea el modo usual de embocadura para usuarios algo avanzados, probemos con la armónica totalmente recta, es decir, que nuestro flujo de aire atraviese la armónica y las lengüetas totalmente paralelo y recto, para familiarizarnos con la respuesta de las lengüetas ante nuestra respiración.

De esta manera, los principiantes nos evitamos problemas con las celdas bajas (a la izquierda), sobre todo la celda 2 aspirada, así como con las celdas altas (a la derecha), debido a que si inclinamos el ángulo de la armónica o provocamos que el caudal de aire sea curvo, provocamos, sin quererlo, que las lengüetas de esas celdas tiendan hacia el bending, osea, bajen el tono, y creamos que hay algo mal en la armónica.



Si es tu primera vez, practica antes embocando la armónica de forma recta y paralela al flujo de aire en tus primeros
ejercicios respiratorios, para familiarizarte antes y evitar encontrarte con problemas en las celdas bajas y altas.

Uno de los mejores ejercicios diarios, no solo con la armónica, sino con cualquier instrumento de viento, tanto para principiantes como para usuarios avanzados como mantenimiento, consiste en tomarse una sesión de diez o veinte minutos y tocar notas largas, en cualquier celda de la armónica, aspiradas o sopladas. Podemos comenzar, por ejemplo, aspirando en la celda dos de forma suave e ir aumentando progresivamente durante unos diez a quince segundos. Podemos igualmento hacerlo al contrario, comenzar más fuerte y terminar más suave. Podemos probar cualquier combinación y celdas que se nos ocurra, observando cómo actúa nuestro diafragma, cómo nuestro caudal de aire pasa a través de la armónica, notando como el aire surge, no de la boca, sino de nuestro interior y siempre procurando que las notas salgan perfectamente limpias y nítidas.


Cuando hayamos practicado y experimentado cierto tiempo de esta manera dominaremos la respiración es esas celdas que suelen ser las más problemáticas. Con la práctica, aunque cada celda requiere un tipo especial de respiración, se nos hará una tarea inconsciente y ni siquiera tendremos que pensar en ello.

Practicando con notas únicas, con alguna escala o fraseo muy sencillo y ejecutando siempre muy lentamente, es uno de los primeros ejercicios y prácticas que debemos abordar al principio durante un buen tiempo, con el que empezaremos a descubrir el potencial de la armónica y su especial sonido, además de hacernos adquirir confianza y dominio sobre las celdas.



Algunos ejemplos en vídeo por orden de relevancia según YouTube:
(Pulse sobre las imágenes para verlos, algunos vídeos podrían no tener relación con el tema)

Consejo del día:






Antony Dannecker Custom Blues Harmonicas













© 2006 - 2014 - todoarmonica.org
diseño web: josecabello.com








subir
Licencia de Creative Commons
El sitio web todoarmonica.org está sujeto a licencia
Creative Commons - Reconocimiento No Comercial 4.0 - Licencia Internacional.
Creado a partir de la obra en http://todoarmonica.org
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en
http://todoarmonica.org