Todo sobre la armónica de blues

Práctica ➦ Técnicas ➦ Articulación, vocalización, marcado de notas, harpboxing

PRÁCTICA
anterior siguiente
articulacion vocalizacion

En la armónica, y en música en general, la articulación, que también podríamos llamarlo vocalización o marcado de notas, es esencial para lograr dar expresividad a nuestras melodías e improvisaciones.

Se trata de la forma en que cambiamos de una nota a otra, o de transiciones entre la misma nota, dando mayor énfasis en alguna de ellas. El mismo concepto lo podemos aplicar sobre acordes (más de una nota).

Las transiciones, cambios, vocalizaciones o marcados se pueden aplicar al ataque de cada nota (el comienzo de cada una, fuerte, flojo, seco, largo...), en la caida de cada una de ellas (el efecto final que queramos darle), o en el ritmo entre ellas. Las combinaciones son infinitas y los límites los ponemos nosotros.

En conjunto, la articulación tiene uno de de los efectos más importantes en la expresividad de la música en general y de lo que toquemos con nuestra armónica en particular.

Como ejemplos, se pueden marcar notas vocalizando sílabas a la vez que soplamos o aspiramos. Se trata de pronunciar estas sílabas de forma sutil utilizando para ello la lengua y la posición interna de los músculos de nuestra boca.

Algunos ejemplos sencillos de entre los más usuales:

Todos los audios están ejecutados con armónica en C (Do) si no se especifica lo contrario:

Ejemplo de vocalizado de "TE". Celda 4 soplada y aspirada (Leandro Chiussi):


Ejemplo de vocalizado de"TE". Celda 2 aspirada (Leandro Chiussi):


Ejemplo de vocalizado de"RR". Celda 4 soplada y aspirada (Leandro Chiussi):


Las articulaciones se pueden usar con cualquier otro tipo de "sílaba" como "DA", "GA", "DE"... y con los dos tipo de embocadura, bloqueo de labios y bloqueo de lengua, y combinándolas con cualquier otra técnica.



Algunos ejemplos en vídeo:



Otros tipos de articulaciones cuando tocamos armónica con micrófono forma amplificada es el harpboxing, la adaptación del beatbox (literalmente caja de ritmos) a la armónica.

Consiste en añadir golpes secos de aire a modo de percusión junto a las melodías o bien tocarlos directamente al soplar o aspirar. Estos golpes y efectos son creados de multitud de formas con nuestra boca y lengua y muy similares a los creados en el Beatboxing. Es una técnica más adaptada para estilos como el Hip Hop o Rap de donde nacieron aunque en realidad los sonidos vocales añadidos a los instrumentos son muy antiguos y no podemos restringirlos a ningún género.


Algunos ejemplos en vídeo:



Consejos generales: A lo largo de toda la web habrás leído que la diatónica es fácil en principio y que podríamos incluso tocar nuestras primeras melodías en una sola tarde, pero como en cualquier instrumento musical llegar a tocar realmente bien y sacarle todo su jugo requiere años de dedicación y práctica. En este último aspecto es muy importante que teniendo ganas de aprender, no nos preocupemos en si avanzamos o no, justo al contrario, sucede que tanto si tenemos aptitudes musicales previas o no, los avances se van produciendo de forma gradual casi sin que nos demos cuenta. En la música no hay un punto final y nunca se termina de aprender ni de mejorar. Diviértete mientras practicas y recuerda que no es obligatorio ni estrictamente necesario ser un virtuoso para convertirse en un gran artista de la armónica.


anterior siguiente
Te pueden interesar:


Los acordes en la diatónica de diez celdas

Trino, notas alternas


Eventos SBC, Sociedad Blues Canarias


Novedades en otros sitios sobre armónica

Inicio Teoría Práctica Otros
La armónica es fácil de tocar incluso aunque estés loco de atar
privacidad y condiciones  |  política de cookies  |  contacto
todoarmonica.org © 2006 - 2019
Licencia de Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0
Cerrar
Se utilizan cookies  propias y de terceros para una mejor funcionalidad en este sitio.  Si pulsa sobre  ACEPTO  dará su consentimiento para usarlas.  Puede optar por lo contrarioMás info
ACEPTO NO acepto