Todo sobre la armónica de blues

Otros ➦ Mantenimiento de la armónica. Zumbidos, sonidos agudos

OTROS


Respuesta con zumbidos, chirridos ante el aspirado y soplado:

La calidad de los materiales usados en las lengüetas y los procedimientos y maquinaria de troquelado han mejorado en la mayoría de los modelos profesionales de diatónicas pero un problema relativamente frecuente en determinados modelos de armónica, son los zumbidos muy agudos que se producen en la lengüeta inmovilizada o "bloquedada" en la segunda fase de los overbends. En algunos casos estos sonidos pueden aparecer también en algunos bends aspirados o soplados e incluso en notas normales en las lengüetas más cortas a la derecha de la embocadura.

Muchas veces estos problemas desaparecen totalmente tras ajustar definitivamente el gapping y acostumbrar durante un tiempo las lengüetas, tocando notas normales, bends y overbends largos pero con suavidad.

La causa exacta de este comportamiento no está del todo aclarada pero se sabe que tiene que ver con las torsiones y ondulaciones laterales de la lengüeta de bloqueo, que es la que se inmoviliza o cierra en la segunda fase de los overbends, en la zona próxima al remache, producidas por la presión del aire, algo que también está relacionado con los vórtices de Karman. Ante ésta presión en una lengüeta que no debería vibrar al ser la que permanece bloqueada, parte del flujo de aire termina escapando por las ranuras a la altura del remache provocando esas torsiones laterales, desestabilizaciones, ondulaciones y esos sonidos tan agudos. Algo parecido puede suceder igualmente en algunos bends y en algunas de las celdas más agudas en determinados modelos de diatónicas.

Si los sonidos agudos persisten, una de las más efectivas, simples, inocuas y probadas soluciones existentes, originalmente explicada de una discusión en el Harmonica Summit de Minneapolis del año 2000 por el profesor James "TurboDog" Antaki, consiste en estabilizar las lengüetas ante la torsión lateral en los overbends incorporándoles unas pequeñas tiras de material elástico adhesivo que elimina estos problemas. Antaki aplicó estas tiras, en el caso de los overbends, en la lengüeta inmovilizada, es decir en la lengüeta que se bloquea en los dos pasos del overbend, aunque también se puede aplicar a cualquier otra lengüeta que produzca esos sonidos agudos.

La idea consiste en estabilizar y amortiguar las lengüetas al añadirle un pequeño trozo de material en la parte media cada una de ellas y en teoría podría servir cualquier cosa que se adhiera bien al metal, que sea elástico, que nunca supere el ancho de la lengüeta para que no roce con la ranura y que sólo sea una minúscula cantidad para que no afecte a la afinación, pero teniendo en cuenta que sean materiales inocuos.

Entre muchas opciones están por ejemplo cintas como la micropore de la marca 3M y leukopor de BSN, ambas son cintas hipoalergénicas de venta en farmacias, aunque en realidad cualquier tipo de cinta adhesiva de cualquier material elástico no tóxico servirá igualmente. En tiendas de arte, decoración o diseño gráfico podemos encontrarnos también con rollos ya precortados a un ancho fijo como el mostrado a la derecha, de 1/16'' (1.58 milímetros).

"Turbodog" Antaki denominó a éste sistema de estabilizar las lengüetas como "Turbotape", ampliamente usado sobre todo en armónicas de fabricación oriental que suelen ser las más problemáticas y las que más tendencia tienen a producir estos sonidos.

Para eliminar estos zumbidos agudos y una vez identificada, limpiada y seca la zona central de la lengüeta, cortamos un minúsculo trozo de cinta de hasta unos 1,5 milímetros de largo aproximadamente y de un ancho que sea ligeramente menor que el de la propia lengüeta, de 1 - 1,5 milímetros como máximo, para evitar cualquier roce o interferencia con la ranura. La colocamos aproximadamente en la parte central de la lengüeta como en el gráfico y presionamos ligeramente con cuidado para fijarla con una herramienta plana, masajeando en la dirección de la lengüeta para que se adhiera bien. Al ejecutar overbends los zumbidos desaparecerán totalmente y el material resultará muy duradero.

Resultará algo difícil y de mucha precisión recortar tamaños tan pequeños por lo que servirán desde pequeñas tijeras, hasta cuchillas o cutters, ayudándonos de pequeñas pinzas o minidestornilladores planos para depositarlas sobre cada lengüeta.

Con este método, en el que se añade material a la lengüeta, no hay peligro de que ésta quede desafinada o cambie de tono, siempre y cuando el trozo de cinta sea de los materiales y tamaños descritos, finos y elásticos y colocado siempre en el centro de cada lengüeta. Aunque en teoría cualquier cosa que añada peso a la lengüeta la haría bajar de tono, estamos hablando de cantidades minúsculas y es importante tener en cuenta de que no hay necesidad de colocar mayor cantidad de cinta.

James "Turbodog" Antaki hablaba de colocar siempre el trozo de material en la cara convexa de la lengüeta pero está comprobado que los efectos son los mismos en cualquier lado, exterior como interior, y tanto si ésta es de soplado como de aspirado, por lo que podemos, con la habilidad suficiente, colocarlas sin desarmar completamente la armónica y teniendo siempre cuidado que quede bien centrada y que nunca roce con la ranura en ningún punto. Para ello es importante comprobarlo detenidamente en diferentes ángulos y con ampliación (con ayuda de alguna lupa) si es necesario.

Como en la mayoría de los casos éstos tonos agudos y chirridos aparecen en los overbends (overblows u overdraws) la cinta se aplicaría sólo en la lengüeta que no suena, es decir, en un overblow con zumbidos aplicamos cinta en la lengüeta superior de soplado, siendo al contrario en un overdraw. Si queremos aplicarlo en el caso de un bend el procedimiento sería el mismo. La lengüeta 1 no suele presentar estos problemas en los overblows, ni siquiera en armónicas de rango tonal alto como pueda ser una F o F# debido a que siempre suele ser una lengüeta larga.

Una de las celdas en las que también hay tendencia a este problema en algunos modelos es la más aguda de todas, la celda 10, que además de ser difícil de dominar para los principiantes, es importante al contar con dos bends soplados en afinación Richter estándar. Podemos estabilizar esos bends y eliminar por completo esos tonos agudos con este método aplicándolo en la lengüeta superior de soplado.

En resumen y como ejemplo de uso más frecuente, sólo con aplicar éste método en las lengüetas sopladas (superiores) de las celdas 4, 5, 6 y 10 se estabilizan totalmente los overblows y los bends soplados de la celda 10 eliminando totalmente los molestos zumbidos agudos en modelos muy problemáticos, normalmente de fabricación oriental, con excesiva tendencia a este problema.

En algún caso poco frecuente la causa de los zumbidos se debe a que la lengüeta puede estar desalineada de su ranura con respecto al remache (ver imagen izquierda), algo inusual pero no imposible.

En este caso la solución es realinear la lengüeta, con pequeños toques por medio de una herramienta en forma de mini llave de boca, y si comprobamos que el agarre es demasiado débil, volvemos a apretar su remache por medio de presión con un pequeño martillo y un punzón.

En el gráfico se muestra una desalineación exagerada como ilustración, pero en la práctica cualquier mal alineamiento por minúsculo que sea, hará que la lengüeta roce contra la placa y se produzcan ruidos molestos.


. . . . . . .

Otra solución, más clásica, consiste en cubrir toda la zona del remache y en especial donde arranca la lengüeta con algún material que haga de película adhesiva que amortigue y selle a la vez. Lo mejor es utilizar siempre algún producto que sea lo más inocuo posible.

Tinus Koorn habla en su sitio web de utilizar cera ortodóntica cortándola en pequeñas láminas cilíndricas y colocándolas sobre la zona del remache simplemente por presión. Otra opción es utilizar algún tipo de pintura pero en esto hay que tener sentido común y pensar que estamos aspirando contínuamente por lo que cualquier producto químico que coloquemos en el interior de la armónica, que no sea inocuo y que además pueda desprenderse, puede resultar peligroso.


. . . . . . .

Otra alternativa para sellar esta zona en armónicas problemáticas está en pegar pequeñas láminas circulares de la típica masilla adhesiva no permanente, usada para pegar posters, cuadros, notas, etc. conocida como "Poster Putty", "Blu Tack" y otras, inocua y de uso escolar incluso, y que es además inalterable al calor al contrario que la cera, y que se puede retirar fácilmente. La masilla cuenta entre sus propiedades, siempre que sea la original, la de adherirse muy bien y estar indicada para superficies metálicas y lisas, previamente limpias. Se amasa una pequeña cantidad de masilla, se le da forma cilíndrica del tamaño del remache o algo mayor, se cortan en láminas y se colocan directamente sobre el remache y parte del arranque de la lengüeta simplemente presionándola.

. . . . . . .

Una última opción que puede servir en muchos casos aunque requiere de práctica y experiencia es aplicar la misma técnica del embossing pero sólo en la zona de la ranura próxima al remache y con un punzón redondeado más fino de lo normal presionando varias veces en ambos lados de la separación lengüeta-ranura hasta que veamos que el problema desaparece. Es la misma idea de sellar con más eficacia esa zona en la que arranca la lengüeta desde el remache hasta aproximadamente 2 - 2,5 milímetros.

. . . . . . .

Normalmente los zumbidos agudos suelen aparecer sólo en algunos modelos muy concretos de armónicas e incluso en esos casos es posible adaptarse y acostumbrarse a ellos de forma que podamos controlarlos y prácticamente hacerlos desaparecer sólo con la práctica y nuestra técnica, embocadura, disposición oral, resonancia y suavidad al tocar.