Todo sobre la armónica de blues

Teoría ➦ Historia de la armónica. La expansión

TEORÍA
anterior siguiente

Antecedentes Aparición en Europa Expansión Innovaciones Breve historia en España y Tenerife Otros

Davids Harp - Christian Messner Christian Messner (1 de noviembre de 1805 - 13 de diciembre de 1874), de profesión pañero y tejedor como su padre, de Trossingen, Alemania, funda junto a su hermano Johannes, entre 1827 y 1832 un taller-fábrica artesanal, una de las primeras generaciones de compañías pioneras en la fabricación de armónicas.

Según un relato, un vecino de Messner, relojero y vendedor ambulante, compró en Viena, centro de producción de la época, una armónica como recuerdo para su hija Anna. Messner era amigo de Anna y al parecer "intercambiaron" la armónica por un beso, ambos la llamaron cariñosamente Wienerin, "La vienesa". Messner no paró desde entonces hasta conseguir reproducir instrumentos iguales o parecidos con los pocos medios de que disponía, consiguiéndolo e incluso mejorándolos, y tras fundar su compañía tuvo tanto éxito en las décadas de 1830 y 1840 que sólo sus familiares más cercanos, entre ellos su hermano, conocían los secretos de su construcción y producción en el más estricto secreto.

De esta manera el inicio de la armónica en Trossingen, pueblo emblemático en la historia del instrumento, es más que probable que surgiese de los esfuerzos de Messner en producir una copia del modelo traído de Viena, Austria, como se ha mencionado.

Rival Band - Christian Messner Al taller de Christian Messner, se unen posteriormente varios parientes más, quienes produjeron y vendieron de forma ambulante sus armónicas. En 1847 se incorpora en la plantilla su sobrino Christian Weiss, que posteriormente trabajaría por su cuenta fundando su propio negocio.

Para la época, en Trossingen, también se llamaba a la armónica (mundharmonika), como "arpa de boca" o mundharfe en alemán. Las armónicas de Messner eran las primeras que se conocen con cubiertas protectoras encima y debajo del propio instrumento (que a la misma vez ayudaban y servían de embocadura), y sus modelos eran ya practicamente idénticos (Rival Band, Davids Harp) a los que mucho tiempo después produciría Hohner (como la legendaria Marine Band) una vez que absorbió la compañía de Messner. La compañía de Christian Messner permaneció en activo hasta 1909, año en la que Hohner la compró y continuó fabricando algunos de sus modelos hasta 1930.

En la década de 1850, su sobrino Christian Weiss, empleado a su vez del taller-fábrica, fundó su propia firma, la Württembergische Harmonikafabrik Christian Weiss. De la fábrica de Christian Weiss surgió la "inspiración" de su amigo de escuela, Matthias Hohner, para los inicios y posterior fundación de su propia firma la "Matthias Hohner AG" en 1857. Hohner terminó comprando y absorbiendo la fábrica de Christian Weiss en 1928.

. . . . . . .

Friedrich Wilhelm Thie (1803-1869), inmigrante de Rathenow, antigua Prusia, fundó en Viena, Austria, la Thie Mundharmonikafabrik y comenzó a producir armónicas desde 1824, catorce años antes que los hermanos Seydel, y treinta y tres años antes de que Hohner fuese fundada.

Posteriormente, el hijo de Friedrich, Wilhelm Anton Thie (1833-1905), troquelista de precisión, a mediados de la década de 1830, sucedió a su padre en la compañía. Wilhelm Anton Thie inventaría después el sistema Wiener o sitema vienés de armónica trémolo, también conocidas como armónicas-Thie. fue uno de los fabricantes de armónicas con más éxito en su época, dominando el mercado incluso durante décadas, pero quizás con una fama algo ensombrecida por los fabricantes alemanes.

Según se describe en el Harmonica Makers of Germany & Austria, by Haffner & Lindenmuller, Deutsches Harmonica Museum, Thie llevaba buscando el sonido trémolo, típico del violín, que tenía en su cabeza y que quería recrear en la armónica sin éxito durante años. Un buen día un empleado suyo, al trabajar en el taller con dos placas de lengüetas, ligeramente desafinadas una de otra y puestas en un peine, surgió el sonido que Thie buscaba. Wilhelm desarrolló luego la mejor forma para las celdas en el peine/cuerpo que mejor se amoldasen para el efecto trémolo o "Wiener".

La historia fue descrita por Wilhelm Koch (1873-1936), hijo de Andreas Koch, fundador de la famosa compañía de su nombre, quién contó la anécdota a un periodista del Geschichte der Mundharmonika en 1928.

Armónica trémolo - Wiener - ThieEl año exacto de la invención de la primera armónica trémolo, tras la sucesión en la compañía por Thie hijo se desconoce, pero se supone que ocurrió aproximadamente entre 1853 y 1863.

Wilhelm Thie tendría 20 años en 1853 pero no sucedería a su padre como presidente de la compañía hasta al menos 1863, cuando tendría 30 años. Friedrich, su padre, tendría 60 años en 1863.

Sobre 1880 en adelante, entre los productos de la Thie se incluían armónicas de alta gama con peines y cubierta de marfil con motivos grabados a mano de los que posiblemente sólo se conserve uno en la actualidad expuesto en el Deutsches Harmonikamuseum, en Trossingen, Alemania.

La compañía Thie entro más tarde en competición directa con Hohner, o mejor dicho al contrario, ya que la calidad y éxito de las Thie eran indiscutibles. Hohner llegó a enviar espías poco después de la invención de Thie y en menos de cinco años Hohner ya tenía sus propios modelos trémolo.

Hoy en día las armónicas con el sistema Wiener (vienés) de Thie son probablemente las más ampliamente conocidas en los países asiáticos y latinoamericanos y prácticamente en cualquier otro para música folk o tradicional; llegaron a ser enormemente populares en España y multitud de países y posiblemente sean las más famosas en general después de las diatónicas de diez celdas y las cromáticas.

En el sistema vienés o Wiener, las celdas son cuadradas o cuadrangulares pero generalmente más pequeñas que en las armónicas richter y dispuestas en dos filas a lo largo del cuerpo o peine dividiéndolo horizontalmente, con placas de lengüetas superior e inferior. Cada juego de placas tiene lengüetas tanto de soplado como de aspirado. Cada celda conduce a una cámara que sólo contiene una sola lengüeta, de soplado o aspirado. La armónica Wiener se considera una diatónica de doble lengüeta, lo que significa que cuando se toca, la boca cubre ambas filas de celdas por lo que cada nota suena con un par de lengüetas produciendo el típico efecto trémolo o "musette" (baile), ya que un juego de lengüetas se afina a tono de concierto y el otro juego se afina en un tono ligeramente más alto. También se fabrican, con la misma construcción y apariencia, afinadas a octava, es decir, el otro juego de lengüetas se afinan a una octava de diferencia, produciendo un potento sonido tipo órgano.

. . . . . . .

Además de los sistemas Richter (diatónicas de diez celdas simples), Wiener (doble lengüeta trémolo y octavadas) y Knittlinger (doble lengüeta octavada), se inventaron multitud de otros sistemas, pero probablemente el más significativo fue el de la armónica cromática con palanca deslizante. La idea de la cromática surgió básicamente de unir dos diatónicas, una sobre otra, o lo que es lo mismo, en un sólo cuerpo o peine subdividido, montar una placa superior y otra inferior conformando así dos diatónicas en una. Las lengüetas de las celdas inferiores estarían afinadas un semitono (medio tono) por encima de la superiores, pudiéndose cambiar entre unas y otras mediante una palanca unida a un deslizador que bloquearía las celdas que no sonarían.

Aunque hay patentes de instrumentos similares desde finales de 1800 y principios de 1900, como el modelo Chromatic Koch, fabricado por Andreas Koch, un importante fabricante anterior a Hohner, la primera cromática moderna, la Hohner Chromonica 260 de diez celdas, apareció por primera vez en el Music Trade Review en 1910 y en el catálogo de Hohner de 1911, aunque no fue hasta el año 1928 en que le fue otorgada la patente a David Newman, un empleado de Hohner en EE. UU., y que no llegó a comercializarse por motivos desconocidos hasta más de diez años después.

. . . . . . .
Christian August Seydel
Christian
August Seydel

En 1838, Johann Christian Seydel fundó la compañía J. C. Seydel en Klingenthal, Alemania, y junto a su hermano, Christian August Seydel, trabajaron varios años juntos. Christian August Seydel acabó por independizarse comercialmente y fundó su propia compañía, la C. A. Seydel el 27 de octubre de 1847 en la misma ciudad.

La compañía J. C. Seydel permaneció en activo hasta la Segunda Guerra Mundial, mientras que la C. A. Seydel, a pesar de muchas dificultades, fue la que continuó haciendo instrumentos a mano hasta nuestros días, por lo que actualmente se la considera la más antigua en producción de todo el mundo.

Desde el siglo XVII los miembros de la familia Seydel habían sido mineros de la región de Sachsenberg-Georgenthal, Sajonia, Alemania. Cuando la minería se interrumpió dos siglos después tras la desaparición de las reservas de plata, los hermanos fundadores Johann Christian y Christian August comenzaron a trabajar como constructores de instrumentos, la segunda gran actividad de la zona. Ambos posteriormente consiguieron la acreditación para tal actividad concedida por el tribunal de Untersachsenberg el 27 de octubre de 1847. En esa certificación consta la primera referencia documentada de la compañía. La fábrica se estableció en Klingenthal, a los pies de la famosa "Aschberg" (literalmente "Montaña de las cenizas") y se convertiría en una de las fábricas más grandes de armónicas en el enclave de Sajonia.

Grabado de una diatónica de Seydel (1880) Ya desde sus inicios el espíritu de las Seydel era su fabricación casi exclusivamente manual. Frente a las demás compañías que apostaron por la industrialización y producción en masa en la segunda mitad del siglo XIX, Seydel seguía produciendo armónicas a la vieja usanza y en cantidades más modestas.

En los inicios de la década de 1870, C. A. Seydel hizo algunos contactos con Norteamérica que fueron más tarde reforzados por sus hijos Richard y Moritz. En la década de 1890, Seydel ya vendía armónicas en casi todo el mundo.

En 1882, C. A. Seydel murió y su hijo Richard se hizo cargo de la empresa. Un año más tarde su hermano Moritz se unió a ellos y desde ese día la compañía fue nombrada "C. A. Seydel Söhne" (C. A. Seydel e hijos).

Una de las originales Bandmaster de Seydel En 1898 Seydel produjo por primera vez la legendaria Bandmaster con sus cubiertas en forma de embudo abiertas en las dos direcciones. Tanto las diatónicas richter como las octavadas se fabricaban con estos originales diseños. El modelo se imitó en muchas copias de otras compañías que incluso se denunciaban en los periódicos de la época. Hasta la década de 1990, la Bandmaster se produjo con muchos diseños pero ninguno tan legendario como el original. Muchos modelos especialmente afinados llamados "Highland Chimes" o "God Save The King" se vendieron en Inglaterra.

Una de las originales Boomerang de Seydel Seydel desarrolló en Australia, en la década de 1890, una especial relación con Jacques Albert, quien junto con su hijo Frank terminarían creando una legendaria cadena de tiendas musicales, la actual Albert's Music Stores, un icono australiano.

En 1896, J. Albert & Son presentaron la primeras armónicas como la Woolloomooloo Warbler y la Kangaroo Charmer, hechas en Alemania pero con marca de la casa para el mercado australiano. Le siguieron las series Boomerang, la King Billy asociada a un personaje publicitario de Seydel que intentaba representar a un aborígen australiano tocando la armónica, la Native Waratah y, la Moa para el mercado neozelandés, entre otras. Gracias a la calidad de los instrumentos y a la capacidad comercial de Albert, la Boomerang se convirtió en un éxito para ambas compañías, al igual que las Bandmaster, de las que se produjeron muchísimos modelos de diatónicas estándar, trémolos e incluso una cromática. La relación continuó incluso después de la Segunda Guerra Mundial, cuando Seydel fue nacionalizada tras el Telón de Acero. Seydel continuó creando modelos de Boomerang hasta la muerte de Albert en 1962.

En 1908 se registró la primera patente del modelo Seydel Zeppelin, ampliamente imitado posteriormente.

Richard Seydel fue el propietario exclusivo de la compañía hasta 1910. Sus hijos Emil, Hugo y Curt y su yerno Hugo Bischoffsberger habían sido sus asistentes y tras la Primera Guerra Mundial, que destruyó casi todos sus contactos comerciales, heredaron la compañía y se hicieron cargo de la fábrica y del liderazgo de la misma. Prácticamente tuvieron que partir de cero para recobrar sus ventas, sin embargo lograron cierto éxito pudiendo emplear al menos a 800 trabajadores. Durante la guerra, como únicos instrumentos que un soldado podía llevar y tocar, las armónicas se convirtieron en un suministro esencial. A ambos lados de las trincheras, los hombres acompañaban sus canciones con una armónica.

En 1920 Seydel compró la compañía Carl Essbach, de Brunndöbra (Brunndbra), cerca de Klingenthal, Sajonia, Alemania, fundada en 1872, que fabricaba y exportaba armónicas de las que se tiene constancia en catálogos en EE. UU. desde 1895 (diatónicas richter de diez celdas prácticamente idénticas a las actuales). Existe una teoría en la que se afirma que el término harp (arpa), uno de los más famosos con los que se conoce a la armónica en el sur de EE. UU. desde sus inicios, y en todo el mundo en la actualidad, proviene originalmente de dos de los modelos de la compañía de Carl Essbach, que fueron los primeros en utilizarlo, comercializados como French Harp, modelos 22 y 44, claramente grabados en sus cubiertas, por lo que posiblemente fueron los dos primeros modelos que dieron expansión al famoso término tan usado hoy en día.

Richard Seydel muere en 1925. Los siguientes años fueron muy duros para la industria musical en general, que tocaron fondo en los años 1929 a 1930. La situación obligó a fusiones con otras tres compañías locales que no duraron mucho. Después de 1931 la situación mejoró y se estabilizó de nuevo, eran la época de éxito de la superventas Boomerang.

De 1929 a 1933, las compañías fabricantes de armónica Seydel, F. A. Rauner (en activo desde 1864 en Klingenthal), y Böhm se fusionaron debido a la crisis económica mundial de la Gran Depresión, en un intento de protejerse de la adquisición por parte de Hohner. Después de 1932, Seydel abandonó la fusión y pasó a ser de nuevo una compañía independiente.

Al inicio de la Segunda Guerra Mundial Hugo Bischofsberger fue llamado a filas. Este suceso dejó a dos mujeres a cargo de la compañía, desde 1939 Margarete Seydel y Hedwig Bischoffberger se convirtieron en presidentas de la compañía. El único objeto, según Seydel, encontrado de este período fue un estuche de una armónica mostrando el espíritu de aquel desafortunado período de la historia.

Tras la Segunda Guerra Mundial, en 1946 Seydel era el núcleo de la VEB (compañía estatal) Klingenthaler Harmonikawerke, en la fábrica de la nacionalizada F. A. Rauner, en Klingenthal. Rauner nunca fue compensada por el gobierno de la Alemania del Este.

En 1947 se celebraba el centenario de la compañía, con una Alemania dividida entre el este y el oeste. De 1946 a 1991, Seydel no fabricó armónicas bajo su propio nombre. La compañía fue nacionalizada en 1946 según Gerhardt Raker, Director General de la compañía, quien según sus propias declaraciones posteriores, en 1999, el gobierno de Alemania del Este proclamaba que "La más prestigiosa y antigua compañía de Klingenthal debe estar en manos del pueblo".

Fábrica de armónicas de los hermanos Seydel En 1950, la VEB Klingenthaler Harmonikawerke (Seydel, Rauner, Böhm y otras firmas de armónicas de Alemania del Este) fue renombrada la VEB Vereinigte Mundharmonikawerke y producía instrumentos en la antigua fábrica de Seydel de Klingenthal. Por supuesto la fábrica de Seydel fue tomada por la Alemania del Este sin ningún tipo de compensación o pago a los antiguos dueños de la compañía.

No se fabricaron armónicas en la VEB Klingenthaler Harmonikawerke (KHW) de 1950 a 1964. En 1953, la Vereinigte volvió a cambiar de nombre por el de "Vermona".

Los instrumentos Vermona incluían diatónicas, trémolos, cromáticas, bajos y de acordes. En 1964 Vermona fue reacomodada dentro de la KHW.

Tras la desaparición de la DDR (Alemania del Este), en julio de 1991 Seydel era propiedad de la compañía Klingenthal Harmonika GmbH. A partir de ahí la C. A. Seydel Söhne retomó su propiedad privada restituyéndosele a sus herederos, la familia Seydel. Con la maquinaria que sobrevivió, se restableció la producción y gracias al dinero de la reunificación alemana se hizo posible la construcción de una nueva fábrica. A causa del abandono generalizado de empleados de todos los mercados, la fábrica fue perdiendo personal constantemente. Se introdujeron muchas innovaciones para levantar la compañía como centrarse en características que otros competidores no cubrían.

El encargado de producción Karl Pucholt desarrolló nuevos peines de plástico, cubiertas ergonómicas y placas de lengüetas con afinaciones en octava baja, por ejemplo, que llegaron a tener éxito entre los armonicistas y mejoraron la imágen de la compañía, pero todas estas medidas llegaron demasiado tarde y en noviembre de 2004 la insolvencia de la compañía con sus métodos tradicionales de manufacturación de armónicas se hizo patente, hasta casi el último momento crítico en el que apareció un inversor: los entusiastas de la música, Niama Media.

Gracias a las mencionadas innovaciones de Karl Pucholt, ingeniero de Seydel desde 1960, las armónicas Seydel fueron ganando prestigio. Como ejemplo, las armónicas con afinación personalizada encargadas directamente no tienen competidor alguno. En la actualidad el presidente de Seydel es Lars Seifert, un joven empresario nativo de Klingenthal.

. . . . . . .

Entre otros fabricantes de Klingenthal figuran Friederich August Böhm quien en 1850 inició la ya mencionada F. A. Böhm y que fabricó una gran cantidad de modelos de armónicas hasta 1955 no siempre con el mismo nombre por las vicisitudes en la Segunda Gran Guerra en la que tuvo que fusionarse con contras compañías. Y también Ernst Hess que en 1872, en Klingenthal, Alemania, funda la Ernst Hess Harmonica Fabrik que producía tanto armónicas como acordeones, bandeones, armónicas trémolo (vienesas), concertinas y toda clase de instrumentos de lengüeta libre.

F. A. Böhm

Antes de 1950 hubieron unos años en los que la VEB Klingenthaler Harmonikawerke fabricó armónicas bajo la marca y denominación Weltmeister ("campeón mundial"), así como también por la VEB Vereinigite Mundharmonikawerke de 1950 a 1990 aproximadamente, y por Seydel después de 1991, donde se llegaron a producir modelos, tanto de diatónicas de diez celdas como de cromáticas, de una gran calidad. Actualmente Weltmeister es una compañía independiente dedicada exclusivamente a la fabricación de acordeones.

El artesano y vendedor de relojes de 24 años, hijo de un humilde tejedor, Matthias Hohner (Trossingen, Alemania, 12 de diciembre de 1833 - 11 de diciembre de 1902), fundó su compañía, la Matth. Hohner AG, actualmente la Hohner Musikinstrumente GmbH & Co. KG, "a partir de una recreación comercial en su taller desde el año 1857 de una de las creaciones de Buschmann hijo", según la versión más ampliamente extendida, y repetida también por inercia, pero sin ninguna base documental.

Matthias Hohner
Matthias Hohner

Primer modelo de la legendaria Marine Band
El primer modelo de la legendaria
Marine Band de Hohner, 1896


Póster publicitario de Hohner

La verdadera versión, y tal y como los propios diarios de Hohner revelan, fue que el mismo Matthias Hohner, en su época de joven relojero ambulante, hizo en realidad una larga visita a la fábrica de su amigo de escuela Christian Weiss (el sobrino de Christian Messner) donde se interesó sobre todo lo relacionado sobre los secretos que pudo en la elaboración del instrumento. La visita se prolongó tanto que el propio Christian, no sólo se preocupó y extrañó, sino que invitó a Hohner a que se marchara. Fruto de esa visita, un año más tarde, en 1857, Hohner fundó su propia fábrica y firma.

En cualquier caso, su pueblo, Trossingen, Alemania, se convirtió finalmente con el tiempo en el centro mundial de producción de armónicas no sólo por la cantidad de artesanos y otras fábricas existentes sino por el empeño de Hohner en hacerse con la competencia y por su proyección internacional que fue lo que le llevó a su enorme éxito.

En sus inicios Hohner produjo sus armónicas a mano durante años, no con demasiado éxito con respecto a otros fabricantes, hasta que decidió producirlas "en masa". En aquellos tiempos producirlas en masa significaba que él mismo, su mujer y dos empleados producían 650 armónicas en su primer año, nada que ver con la producción en serie de hoy en día.

Las armónicas estában ya bastante estandarizadas. Los instrumentos se hicieron enormemente populares y con muchos fabricantes bien establecidos como se ha dicho: Christian Messner, más tarde su sobrino Christian Weiss, ambos en Trossingen, los hermanos Seydel en Klingenthal en 1847 (el fabricante más antiguo todavía en activo), Andreas Koch (1844-1915), quién fundó la Andreas Koch Mundharmonikafabrik (1867-1929) que se convirtió en el segundo mayor fabricante del mundo (después de Hohner), también en Trossingen, Alemania y comprada posteriormente por Hohner, y por último Matthias Hohner también en Trossingen en 1857, entre los más importantes, además de cientos de pequeños negocios artesanos que también las fabricaban a menor escala.

Pero fue Matthias Hohner quién contribuyó definitivamente a su rápida expansión, sobre todo hacia el oeste, mediante su talento como vendedor, sus mejoras en la producción y su capacidad para comprar competidores.

Hohner introdujo su primera armónica en el gran mercado estadounidense en 1862, explotando inteligentemente el prestigio de figuras bien conocidas de la música para engrandecer la apariencia de sus instrumentos.

Según tradición familiar, las seis primeras armónicas que hizo Hohner no resultaron "musicalmente aceptables" para los estándares de la época, del entorno y de los demás fabricantes. Su esposa Anna le sugirió "enviárselas al primo Hänsle en Canadá. Allí no serán tan quisquillosos". En efecto, las ventas en Norteamérica eran mucho más numerosas e impresionaron al propio Hohner sirviéndole de lección sobre la importancia del comercio internacional.

Se ha hecho mucha insistencia en el aumento de la popularidad de la armónica en la Guerra Civil estadounidense (1861-1865) y en la Guerra de Lincoln (1878), pero en realidad no es más que una leyenda basada en los guiones cinematográficos de Hollywood surgidos de las grandes guerras mundiales que siguieron y en las que la armónica sí que tuvo un papel importante. No habían aún en toda Alemania y Austria juntas, suficientes armónicas ni producción entre todas las fábricas y marcas para repartir entre tantos soldados en la Guerra de Secesión, ni tampoco existe documentación, diarios o apuntes para afirmarlo. Si acaso existieron, su incidencia fue por entonces tan escasa que apenas tuvo el papel que se le atribuye, al contrario de lo que sí sucedió en las siguientes contiendas en ambos bandos en todo el mundo.

Reconociendo las deficiencias de sus primeros instrumentos, en 1871 Hohner envió a un empleado de confianza a trabajar para un competidor a fin de "descubrir" su métodos de producción. Para el final de la década la calidad de las armónicas de Hohner rivalizaban con las de sus competidores más fuertes. En adelante Hohner no pararía de mejorar sus fábricas, seguir comprando competidores, aumentar plantilla y mejorar en general la producción en masa de instrumentos.

Sobre 1877 Hohner tenía 86 trabajadores en su fábrica de Trossingen que ya producía más de 85000 instrumentos a mano al año. En 1880 se adquirieron las primeras máquinas para automatizar algunos procesos de la procucción y la compañía continuó creciendo gracias también al flujo de la inmigración en EE. UU. desde Alemania que llevaba consigo el interés en la armónica. En 1882 adquirió un motor a vapor para alimentar con mayor potencia la máquina troqueladora de lengüetas y en los siguientes años introdujo mejoras similares, que le permitieron llegar a producir su primer millón de armónicas en 1887.

La armónica más utilizada por los intérpretes de blues clásicos, la Marine Band, apareció en 1896 y se podía comprar por sólo cincuenta centavos. Registrada por Jacob Hohner el 30 de enero de 1896 en la oficina de patentes de EE. UU. y concedida un año más tarde (otorgada más bien por el diseño y función de sus cubiertas que por la invención de un nuevo modelo), se convirtió con su forma, sus bellos grabados en sus chapas y su excelente e inconfundible sonoridad en la armónica más popular de todos los tiempos y en el instrumento musical más vendido del mundo con una influencia clave en el mundo de la música. Tomó su nombre de la famosa banda dirigida por John Philip Sousa de la Armada estadounidense. Poco después, en 1900 Hohner ya se había retirado, era multimillonario y tenía una plantilla de más de 1.000 empleados, un tesoro para Trossingen y un orgullo para Alemania.

Hohner continuó expandiéndose internacionalmente hacia el resto de Europa, Gran Bretaña y sus colonias, así como hacia América, especialmente EE. UU. que se convirtió en su más importante mercado. Hacia 1900, la mitad de las armónicas hechas en Alemania se vendían en EE. UU. En 1907 compró las compañías Hotz y Pohl, dos de sus mas grandes competidores.

Póster publicitario de HohnerHohner preparó a sus cinco hijos, Jabob, Matthias, Andreas, Hans y Will para que se hicieran cargo del negocio. Incluso antes de su muerte inculcó su visión de una compañía con auténtico sentido global. Hohner había establecido centros de distribución en Nueva York (1901), Toronto, Londres, Varsovia (entonces Rusia, actual Polonia) y Viena. Produjo catálogos, anuncios, tarjetas, pósters, puntos de venta callejeros, incluso postales en varios idiomas. A principios de 1900 la compañía era muy conocida por la altísima calidad de las ilustraciones en sus catálogos y a lo largo del siglo XX publicó revistas promocionando el interés en la armónica. Todas estas publicaciones no sólo eran estandarizadas y generalistas sino que también se adaptaban a cualquier etnia, cultura o raza. Todo esto en aquella época era realmente innovativo. Esta publicidad y atracción sobre la armónica se trastadó al propio instrumento, fabricándose modelos, o estampando motivos de todo tipo sobre las cubiertas (moda, música, deportes, aviación, identidad patriótica, eventos mundiales, etc.).

Se comenzó a usar en cárceles y en plantaciones de algodón. Pronto se utilizó la típica habilidad del instrumento para sonar como un tren, y se hizo lugar en obras como Railroad Piece (de Palmer Bailey) o Railroad Blues de los Freeman Stowers, etc. etc.

Hohner murió en 1903 y su nombre es hoy en día sinónimo de "armónica". De una plantilla de un empleado en 1857, la compañía Hohner creció hasta los 3000 en 1913. En 1887 producían un millón de armónicas al año. En 1920 la cifra subió a 20 millones por año. Ese mismo año las exportaciones totales de armónicas de Alemania hacia el exterior sobrepasaron los 50 millones de instrumentos, de ellos, 22 para EE. UU., 5 para GB, 3 para la India, 1 para Italia, etc... De hecho habían muy pocos países donde no llegaran sus armónicas y se tuvieron que establecer fábricas en varios de ellos para cubrir la gran demanda.

En la depresión americana de 1893 en la que la compañía cesó temporal y súbitamente las exportaciones a norteamérica, Hohner emprendió fuertes campañas publicitarias en busca de nuevos mercados en Sudáfrica, Rusia y Gran Bretaña con modelos como las Druids Harp, Blackpool, Alliance Harp, Tally-ho!, King George Harp, The Robbie Burns, Rob Roy, Wee Macgregor. The Emerald Isle Harmonica, en Francia L'Épatant, La Marseillaise, entre infinidad de otros modelos.

Dos años después de la muerte de Hohner, sólo en México y a través de Federico Veerkamp, agente de ventas e importante grupo de empresas de instrumentos musicales en la actualidad, se llegaron a registrar entre 1908 y 1914 más de veinte modelos de armónicas con la firma de Hohner y con nombres alusivos a la cotidianeidad mexicana como "La Estudiantina", "El Tecolote", "El Toro", "El Charro", "Lindas Mexicanas" y una de las más famosas "El Centenario" con motivo del centenario de la independencia, estrategia que la casa repetiría en muchos otros paises de habla hispana donde tenía oficinas desde 1902 además de México (Ciudad de México y Veracruz) y España (Madrid), en Filipinas, Cuba, Guatemala, Chile, Brasil, Uruguay, Colombia, Argentina, Jamaica, etc. En la mayoría de los casos estas armónicas eran afinadas a trémolo con peine de construcción bastante robusta bajo el sistema Wiener.

En algunos períodos de tiempo hubieron altibajos en la venta masiva del instrumento. Las armónicas llegaron a ser escasas en países no aliados con Alemania durante la I y II Guerras Mundiales. Durante la Guerra Fría, el fabricante alemán Hohner quedó en la Alemania del oeste, mientras que su rival, también alemán, Seydel quedó en la Alemania del este. En un intento de reforzar las ventas durante la I Guerra Mundial, Hohner abrió una segunda fábrica en Suiza a fin de fabricar instrumentos para el mercado francés y británico. Sin embargo un panfleto difamatorio de un competidor alemán forzó a Hohner a abandonar la venta de la "Alliance Harp" y muchos otros modelos. En las décadas entre las dos Grandes Guerras, Hohner continuó teniendo éxito creando interés en la armónica, especialmente entre jóvenes. La compañía promocionó especialmente los grupos u orquestas de armónicas. Comenzó en Philadelphia en 1921 involucrando a unos 100.000 participantes, incluso en 1929 llegando a actuar el presidente Herbert Hoover (varios presidentes estadounidenses tocaban la armónica como Calvin Coolidge y Abraham Lincoln).

Incluso en la terrible Gran Depresión estadounidense, Hohner continuó vendiendo armónicas y para 1938 había empleado a más de 5.000 trabajadores. La entrada estadounidense en la segunda Gran Guerra paralizó bastante las orquestas de armónicas, pero para entonces, ya había inspirado a una nueva generación de jóvenes armonicistas. Uno de ellos, Larry Adler (1914-2001) se convertiría en el armonicista y celebridad más importante de la armónica. El genial Toots Thielemans llevó a la armónica al jazz, y en general el instrumento quedó representado en la historia del Rock, del Pop, y de casi cualquier estilo con éxitos de Bob Dylan y The Beatles a los Blues Traveler, de Stevie Wonder y The Stones a Billie Joel y the Boss, sin contar con la ya larga trayectoria del instrumento en el Blues.

En plena Beatlemanía fueron muy famosos los modelos con alusión a los solos de John Lennon "Love Me Do" (1962) y "Please, Please Me" (1963). Mientras grupos como los Harmonicats comenzaron su declive y la guitarra comenzó a tomar protagonismo, las ventas de armónica empezaron a estancarse y dejar de subir y en la década de 1970 era ya claro el declive.

A partir de mediados de la década de 1970 se aplicaron recortes en el mantenimiento de los equipos de producción y toda clase de medidas para economizar costes que llevaron a una significativa pérdida de calidad de las armónicas tan admiradas por tanto tiempo. Esto fue especialmente notable en la armónica estrella de Hohner, la Marine Band, que en esos años ya se había convertido en un instrumento casi imposible de controlar, malos troquelados en los cortes de las ranuras de las lengüetas, deficientes afinaciones, pérdidas de aire. Hohner intentó solventar temporalmente estos problemas pero realmente fue gracias a un variopinto grupo de artistas, aficionados y apasionados de la armónica como Richard Sleigh, Joe Filisko, Steve Baker, Rick Epping, Kinya Pollard, Brendan Power y Lee Oskar entre otros quienes lograron, en conjunto con la firma, mejorar, desarrollar y finalmente producir los nuevos modelos que todos conocemos hoy en día como la Crossover, Marine Band deLuxe y Thunderbird, inspirados todos en la clásica que aún se sigue produciendo artesanalmente. Algunos detalles concretos de esa época los podemos leer en el artículos de Ben Marks "The Return of the Harmonica", una adaptación a su vez del artículo "How a Gang of Harmonica Geeks Saved the Soul of the Blues Harp".

En 1983, en EE. UU., la compañía matríz Matth. Hohner AG reubicó su sede central de Hicksville, Nueva York, a Richmond, Virginia. En 2000 se había mudado de nuevo a unas nuevas instalaciones cerca de Glen Allen, Virginia. En 1986 la compañía Hohner bajó de los 1.000 empleados por primera vez en un siglo completo de éxito ininterrumpido. En ese año la compañía vende su colección histórica al condado de Baden-Wüerttenberg. En 1991 se abre el "Deutsches Harmonika Museum", Museo Alemán de la Armónica, en Trossingen para la colección histórica de Hohner. De 1993 a 1997 la compañía se traslada del centro de la ciudad, a un nuevo edificio en las afueras de Trossingen. Para 1997 Hohner ya había experimentado dos décadas consecutivas de pérdidas anuales.

En 1997 la participación mayoritaria en Matt. Hohner AG fue vendida a HS Investment Group Ltd. Mientras que la compañía mantiene su más que consolidado centro de operaciones en Trossingen para desarrollar y diseñar sus armónicas y otros instrumentos, se beneficia ahora de los recursos de la globalización, como en casi todas las empresas. Hohner sigue utilizando estrategias de mercadeo a nivel mundial y así, para el año 2001, cerca de su 150 aniversario, consigue su primer beneficio en más de 20 años. Todos los instrumentos profesionales siguen todavía fabricándose exclusivamente en Alemania. Aún así, para ese nicho de mercado de compras para regalos espontáneos no exigentes con la calidad, Hohner utiliza instrumentos chinos de bajo coste en algunos de sus modelos muy concretos.

. . . . . . .

De entre tantos estilos musicales el Blues ocupa un puesto de especial relevancia en el mundo de la armónica. El Blues surgió en el país donde más se extendió el instrumento, que se incorporó casi inmediatamente a este estilo desde que llegaron a EE. UU. los primeros modelos de Hohner.

Ya existían a mediados de la década de 1880 catálogos por correo distribuyendo armónicas y manuales hasta en los más remotos lugares, aunque todavía no se hacía mención a ninguna técnica como la del bending o las posiciones (tocar en una tonalidad diferente a la marcada en la armónica).

De 1870 a 1920 aproximadamente, a medida que la armónica ganaba más y más popularidad, los armonicistas, sobre todo sureños, tanto de ascendencia europea como especialmente africana, la población esclava y más desfavorecida, desarrollaron grandes habilidades, muy sofisticadas y muy diferentes y alejadas de las clásicas melodías centroeuropeas en las que se desarrolló la armónica históricamente. Sin embargo, aunque los orígenes son confusos, la influencia africana del blues es indudable.

Durante la década de 1920 se realizaron varias grabaciones de armonicistas, que se conservan, que nos dan una idea de los primeros sonidos de la armónica en el Blues. Se suele denominar a esa época el estilo Prewar Rural Blues Harmonica.

Tanto negros como blancos compartieron más o menos los mismos estilos, técnicas y repertorios que se empezaron a usar en "imitaciones de trenes", "cacerías de zorros, fox chase", imitaciones de sonidos en partidas de caza, patrones rítmicos en las persecuciones con "llantos" vocales que imitaban a las llamadas de los cazadores, llamadas a los perros, etc.

Hizo su aparición y se empezó a usar el bending con normalidad y se usaba la primera y la segunda posición por igual, pero también habían algunos armonicistas que lo hacían en la cuarta, la quinta, sexta e incluso la doceava posición.

Los armonicistas sureños negros emigraban hacia ciudades con más tolerancia racial y en búsqueda de mejores oportunidades en clubs nocturnos, actuaciones, emisoras de radio, etc. Las ciudades de destinos eran las situadas en la zona norte y oeste del país. Durante la década de 1940 la industria de guerra para la construcción de barcos, atrajo una enorme cantidad de gente sureña que posteriormente dió lugar al estilo West Coast Blues.

Los artístas urbanos mezclaban Ragtime, el incipiente Jazz y el Hokum Blues, derivado éste del estereotipo de los viejos espectáculos de venta ambulante de pócimas medicinales, donde se mezclaba humor y letras picantes y verdes. En Memphis, la calle Beale era el centro musical por excelencia y los músicos de Blues desarrollaron un estilo único influenciado por el Ragtime, llamado JugBand, llamado así por usar las garrafas, jugs, de whiskey para soplar y producir sonidos bajos parecidos a los del trombón. En estos grupos era típico el uso del banjo, la guitarra y la armónica.

Antes de 1947 aproximadamente empezaron a sonar dos estilos Chicago diferenciados, Prewar Chicago Style. Uno de ellos, en los comienzos de la década de 1920, en donde se escuchaban saxofones, trompetas y otros instrumentos más bien urbanos que ejercían una gran influencia entre los músicos de Jazz, y al mismo tiempo, los campesinos y granjeros sureños que trajeron con ellos su Blues rural que cambió al implantarse en las ciudades. Guitarras, armónicas, mandolinas, siguieron siendo sus instrumentos principales pero en sus letras se plasmaban los problemas típicos urbanos, lejos de la relajada y apacible vida en el campo, y sus patrones rítmicos se incrementaron.

Sobre finales de la década de 1940, los armonicistas empezaron a usar amplificación de una nueva manera, con amplificadores portátiles y micrófonos baratos. Se empezó a sellar la armónica con el micrófono con la ayuda de ambas manos para crear ese nuevo sonido, muy concentrado y lo suficientemente alto para ser escuchado tanto en las calles como en los clubs nocturnos. A finales de la década de 1950, las guitarras eléctricas y las armónicas amplificadas eran los reyes de las bandas de Blues en Chicago, acompañadas de batería, bajo y piano, el conocidísimo Chicago Style para todos los armonicistas actuales.

Posteriormente la armónica amplificada adquirió nuevos horizontes, como por ejemplo, el gran Little Walter que adaptó rítmos de Jazz y Rythm&Blues típicos del saxofón, directamente a la armónica de blues. A finales de la década de 1950 las nuevas generaciones blancas se obsesionaban con el Rock & Roll, y los fans del Folk empezaron a ver a los músicos de Blues como una parte propia del movimiento folk. Así, los institutos alquilaban artistas y bandas de Blues para actuar y bailar en sus campus. Los jóvenes blancos también empezaron a tocar armónica blues.

Comenzaron a surgir los primeros conciertos entre los fans europeos y británicos, que siempre habían estado fascinados mucho tiempo atrás con la música que llegaba de la otra orilla, especialmente Jazz y Blues. Muchos jóvenes artistas británicos comenzaron a imitar las grabaciones de Blues que escuchaban, surgiendo de ello muchas bandas de Rock británicas.

Hasta la actualidad, el Blues, y en concreto el Blues con armónica, está muy consolidado, y nos podemos encontrar con artistas y bandas de toda clase de influencias y estilos entremezclados con el Blues.

. . . . . . .

Andreas Koch Mundharmonikafabrik Andreas Koch Absorbida, como se ha mencionado, por Hohner en 1929, Andreas Koch (1867-1929) fundó la Andreas Koch Mundharmonikafabrik en 1844 y fue el segundo productor más grande del mundo tras Hohner, también en Trossingen, Alemania.

Koch fabricaba armónicas de igual o incluso superior calidad que las de Hohner, y con un catálogo extensísimo para su época, pero que al parecer carecía de la experiencia necesaria en el mundo de los negocios. Hohner la compró en 1929 y continúa fabricando uno de sus modelos actualmente, la cromática Koch, en realidad una diatónica con afinación richter estándar y con aspecto de cromática, sin válvulas, y con palanca para subir un semitono por cada celda aspirada o soplada.

Absorbida también por Hohner en 1907 fue la compañía Pohl (1880-1907), una pequeña empresa sin marca registrada, en Knittlingen, Alemania. En realidad el nombre P. Pohl, o Peter Pohl no se usó hasta que Hohner compró la compañía. En 1893 aún figuraba registrada como "Johannes Wiedenmann: Peter Pohl, propietario", por lo que posiblemente Wiedenmann fuese su fundador en 1880.

. . . . . . .

En 1883, Hermann Thorens funda en Suiza una compañía con la que inicialmente fabricó cajas musicales en Sainte-Croix, una comuna del cantón de Vaud. Posteriormente fabricaría muchos otros productos, especialmente fonógrafos.

En los períodos entre 1914 a 1921, y 1938 a 1952, Thorens fabricó armónicas de muchos tipos, entre ellos, armónicas trémolo, octavadas, richter estándar de diez celdas, cromáticas con palanca de diez y doce celdas, y trémolos de cuatro tonos. También fabricó modelos de plástico, algo un tanto usual en otras marcas, durante la Segunda Guerra Mundial.

. . . . . . .

Entre los años 1915 y 1925 estuvo en funcionamiento la "Compañía Nacional de Armónica" fundada por William Jacob Kratt (1892-1983) en Trossingen, Alemania, y posteriormente denominada William Kratt Company, fundada en la ciudad de Union, Nueva Jersey, EE. UU.

En su juventud Kratt trabajó para la compañía Hohner, en Trossingen. En 1910, a los 18 años, emigró a EE. UU. donde trabajó en un restaurante de su tía en Orange, Nueva Jersey, donde en menos de una semana conoció al inventor Thomas Edison que frecuentaba el local y le ofreció trabajo de tornero.

En 1915, Kratt ya había dejado a Edison, regresado a Trossingen y abierto su compañía nacional de armónica, que fue comprada diez años después por Hohner. Kratt regresó a EE.UU. y comenzó su nueva compañía con su propio nombre comenzando con afinadores (pitch pipes) que aún hoy se siguen fabricando para posteriormente producir sus propios modelos de armónicas.

En 1954, su hijo William Kratt Jr. le sucedió en la empresa en la que junto a una subsidiaria, la Plastic Injecto Company, fabricó la "Arist-o-Kratt", un modelo totalmente de plástico. La William Kratt Company permaneció en Union, Nueva Jersey hasta el año 2002. La compañía produjo varios modelos de afinadores, armónicas cromáticas y diatónicas. En el año 2001 la compañía fue vendida a la familia McNamera que aún hoy en día fabrica los famosos afinadores.

. . . . . . .

Armónica Magnus Finn Haakon Magnus, uno de los grandes pioneros en diseños de armónica, realizó lo que todos hemos conocido como el "sueño americano", literalmente de plástico en este caso. Magnus, nacido en 1906 en Noruega, llegó a EE. UU. en 1925, con 25$ en el bolsillo, sin saber una palabra de inglés, hizo su primer millón, ganó toda clase de premios al diseño, se arruinó y volvió a prosperar.

En EE. UU., durante la Segunda Guerra Mundial era casi imposible adquirir armónicas hechas en Alemania, Magnus se dió cuenta de la oportunidad ante la demanda. Casi desde los inicios de la invención de la armónica siempre había sido la favorita entre los soldados, la compañera ideal, pequeña, fácil de llevar y de tocar. Todo esto, unido al imparable crecimiento bélico y a los recortes de todo tipo de metales llevaron a Magnus a crear un sustituto: el plástico.

Finalmente llegó a reducir el número de piezas en una armónica, de mas de quince a sólo cinco, resistentes a temperaturas extremas, corrosión, humedad, facilidad de limpieza, etc. Según un relato, una de las famosas Magnus se encontró días después del desembarco de Normandía en una de sus playas, en perfecto estado.

Las armónicas se fabricaban en una producción en masa con un montaje de cinco piezas de plástico en siete pasos, lengüetas y placas en una única pieza, frente a la Marine Band de Hohner, por ejemplo, que tenía aproximadamente ochenta piezas, montadas a mano, en ciento cincuenta pasos. En su mejor momento la fábrica de Magnus llegó a fabricar una armónica cada segundo y medio. Entre sus modelos estaban la cromática, la diatónica de diez celdas, la "Duo-Tone" (dos armónicas en una, en tonos C y Bb). También existió el modelo "Harmotone", una diatónica de diez celdas, fabricado por la Harmonic Reed Company de Filadelfia, idéntico al de Magnus. Exceptuando el resorte y alguna que otra pieza en la cromática Magnus, todo era de plástico.

Claro está que esto de las armónicas de plástico fue una invención producto de las circunstancias de la época en la que el metal era realmente escaso y racionado. Se desconoce si una lengüeta de plástico es capaz de producir el mismo timbre que una de metal (en este vídeo hay un ejemplo de Ken Leiboff con una Magnus original), pero en todo caso le sirvió a Magnus ganar un contrato con el gobierno estadounidense del que obtendría gran parte de su fortuna.

Antes de su éxito, Magnus fue ingeniero jefe en la Harmonic Reed Harmonica Company, de Filadelfia, Pensilvania, desde su fundación en 1939 hasta casi 1941. Magnus fundó en 1947 la Magnus Harmonica Corporation de Newark, Nueva Jersey, después de que recibiera las patentes por sus modelos de armónicas (entre 1942 y 1945). La compañía de Magnus y la Harmonic Reed Company de Filadelfia, batallaron judicialmente por las patentes. Ambas compañías obtuvieron finalmente derechos de patentes cada una y Magnus cerró en 1955. La Harmonic Reed Company produjo armónicas de 1939 a 1972, entre ellas algunas de las de sólo-plastico.

. . . . . . .

En Japón, Torakusu Yamaha (1851-1916), fue el fundador de las desaparecidas armónicas Yamaha, entre otros muchos instrumentos musicales que sus fábricas producían. Comenzó a sus 20 años de edad como relojero en Nagasaki bajo las enseñanzas de un ingeniero británico. En 1886 constuyó su primer órgano, y fundó compañías que fueron cambiando con el tiempo: Yamaha Hukin Seizo-sho (Yamaha Organ Manufacturing Co.) en 1888, Yamaha Hukin Seizo-sho Co. Ltd. en 1889, Yamaha Gakki Seizo-sho (Yamaha Musical Instrument Manufacturing Co.) en 1891, luego Nippon Gakki Co. Ltd. y finalmente renombrada Yamaha Corp. en 1987 que continúa en el presente.

El inicio de la I Guerra Mundial supuso una oportunidad para Nippon Gakki para fabricar y exportar armónicas en 1914. Yamaha murió repentínamente durante la guerra. Tuvo su éxito vendiendo en Japón productos occidentales y técnicas de montaje (Yamaha también producía pianos y órganos). Chiyomaru Amano asumió la presidencia en 1927. La I Guerra produjo un enorme crecimiento en todo Japón hasta la depreciación del yen. En 1922 un incendio destrozó la nueva planta de Nakazawa y la planta principal de Itayacho en Hamamatsu. Al año siguiente el terremoto del Gran Kanto destrozó la oficina de Tokio y las plantas de la compañías. Tras problemas con huelgas entre los trabajadores la compañía quedó muy mermada. Durante la II Guerra Mundial las plantas de la Nippon Gakki se utilizaron para producir motores, tanques de combustibles y partes de alas de los aviones de caza Zero. En 1945 la compañía había dejado de fabricar instrumentos musicales.

Sólo una de las fábricas Nippon Gakki sobrevivió a los bombardeos estadounidenses. Las ayudas de postguerra de EE. UU. hicieron posible producir de nuevo armónicas y xilófonos dos meses después, y en poco tiempo más ya se producían órganos, acordeones, instrumentos de viento y guitarras. Tras el Tratado de las Potencias Aliadas en 1947 Nippon Gakki comenzó a exportar de nuevo armónicas fuera de Japón hasta la década de 1970 en que desaparició definitivamente su producción.

. . . . . . .

Tombo Gakki Seisakusho Co. La historia de las armónicas Tombo ("libélula" en japonés) se inició con Seijirô Mano (1872-1945), fundando en 1900 la Tombo Gakki Seisakusho Co., comenzando con humildes diseños de órganos de juguete y otros productos y creando finalmente en 1917 la Tombo Music Instrument Ltd. en Arakawa-ku, Tokio, donde comienza la fabricación en masa de armónicas.

Tombo produce en la actualidad unas armónicas de una excepcional calidad y precisión, tanto en diatónicas de diez celdas como en cromáticas estándar y de otros tipos, gran variedad de armónicas trémolo profesionales (incluso en tonos menores con disposición de notas alternativas, no estándar) e incluso modelos que son exclusivos de su marca, como por ejemplo, armónicas de bajos de bolsillo entre otras muchas.

La compañía produce también modelos de menor calidad en fábricas chinas y malayas, al igual que lo hacen las demás, pero sus modelos de calidad se hacen exclusivamente en Japón.

El conocidísimo "Lee Oskar Harmonica System" vió la luz en 1983 iniciado por el propio Lee Oskar, reconocido armonicista gracias al cual y siguiendo sus especificaciones directas en colaboración con el fabricante Tombo, se llegaron a comercializar las archiconocidas Lee Oskar que permitieron a los armonicistas encontrar en el mercado más afinaciones alternativas a la richter estándar como la Melody Maker (TM), inventada por el propio Lee Oskar, la Natural Minor, Harmonic Minor, etc., placas de lengüetas reemplazables y accesorios, consiguiendo un enorme éxito durante décadas y que aún continúa.

Precisamente ante la original idea de las Lee Oskar (Tombo) ideada por un armonicista, el competidor Hohner creó a mediados de la década de 1990 el "Hohner Modular System" o "MS System" basado en el mismo principio de placas de lengüetas reemplazables e intercambiables entre diferentes modelos de su marca.

Lamentablemente, al igual que sucede con otras marcas, el mercado de Tombo, exceptuando el caso de las Lee Oskar, es casi exclusivamente oriental y no es nada fácil encontrar, a pesar de los avances, grandes surtidos y opciones para elegir sus modelos, tanto en tiendas como por internet.

. . . . . . .

Manji SuzukiLos inicios de las actualmente prestigiosas y famosas armónicas M. Suzuki fueron muy humildes. Manji Suzuki nació en 1923 y en su juventud comenzó alquilando una habitación en una granja en Sumiyoshi, Japón, en donde la electricidad sólo estaba disponible por la noche mientras el granjero usaba el generador para regar los arrozales. M. Suzuki aprovechaba las ocasiones para trabajar hasta la 1 o las 2 de la madrugada fabricando sus queridas armónicas.

Posteriormente, junto a un amigo y un préstamo, se mudó a la primera planta de una propiedad en Ryuzenji en un nuevo y emocionante comienzo con 27 m2 de espacio con alguna maquinaria y herramientas. Habiendo adquirido la habilidad necesaria para fabricar armónicas en grandes cantidades, se le hizo rápidamente necesario aprender a venderlas. Surgieron conocidos que le presentaron a mayoristas de Tokio y Osaka.

En Japón se admiraba, y se admira, especialmente a la armónica en el campo de la educación musical, terreno que M. Suzuki pudo aprovechar para expandir sus ventas. En 1947 el ministro de educación nipón en sus "directrices para educación" estipuló la introducción de ciertos instrumentos musicales especialmente apropiados para ello, entre ellos la armónica. Estas directrices se revisaron en 1951 y de nuevo en 1958, por lo que la demanda de armónicas aumentó enormemente. Suzuki Musical Inst. Mfg. Co., Ltd. se fundó en 1952 y en 1954 comenzó la producción a gran escala de la compañía en la actual localización de Ryoke, Hamamatsu, Japón.

En la actualidad Suzuki MI Group consiste en un grupo de al menos ocho compañías, relacionadas con el mundo de la música, producción musical, moldeado e inyección de plasticos, maquinaria de precisión, y comercialización y distribución de sus famosos órganos Hammond, todas ellas distribuidas en varios países.

Sus armónicas actuales son de una extraordinaria calidad y precisión, además de innovación sobre todo en la humilde diatónica de diez celdas con el diseño y producción de modelos especiales, en épocas recientes, realmente impensables hasta hace muy pocos años, en donde las posibilidades de adquisición de variedad en modelos eran muy reducidas. Los modelos de M. Suzuki están en la actualidad entre los mejores del mundo compitiendo con el resto de las mejores marcas en todos los tipos de instrumentos, diatónicas, cromáticas, doble lengüeta y especiales.

. . . . . . .

Hering Harmônicas En agosto de 1923, Alfred Hering, un inmigrante alemán, fundó en Blumenau, una ciudad de colonización alemana al sur de Brasil, la famosa fábrica de armónicas que lleva su nombre. Sobre 1940 ya lograron iniciar sus primeras exportaciones con toda la experiencia y estilo artesanal de los viejos tiempos.

En 1966 la familia Hering vendió sus acciones a la alemana Hohner que se convirtió en propietaria desde 1968 hasta 1979. En ese año la empresa fue adquirida de nuevo por grupos brasileños. Tras muchos años de dificultades y perfeccionamiento en sus modelos las armónicas Hering pasaron a producirse por la Fábrica de Harmônicas Catarinense Ltda.

En 1993 el empresario de origen italiano Alberto Bertolazzi dejó el mercado financiero de São Paulo y compró la compañía en una aventura especulativa.

Según el propio Bertolazzi, su idea era "...comprar Hering, venderla rápidamente a inversores internacionales interesados en la marca y volver a São Paulo...", pero al tener preparada la venta de la compañía, Bertolazzi se encontró con una oleada de sugerencias para abandonar la idea, y consejos, recomendaciones e ideas sobre mejorar los intrumentos y volver al antiguo estilo de Hering, como por ejemplo aumentr los ajustes en la estanqueidad del flujo de aire, la resistencia a la humedad y la fidelidad en el tono, los tres grandes retos, en definitiva, en el mundo de la fabricación de armónicas.

Hering Viva Brasil
"Hering Viva Brasil", uno de los primeros modelos que fabricó la compañía. En la cubierta se muestran las iniciales del fundador y dos peces que simbolizan el nombre de la familia ("herring" en alemán significa "cualquier tipo de pez marino comestible")

Así, Bertolazzi se dió cuenta de la posibilidad de alcanzar a un nicho de mercado importante como es el de los propios armonicistas a través de la fabricación artesanal de armónicas más que en la fabricación masiva estandarizada.

El nuevo dueño de Hering volvió a la vieja generación de artesanos de la compañía y retocaron y mejoraron todos sus modelos. Bertolazzi afirma orgullosamente en la actualidad que "somos los únicos en el mundo que afinamos nuestras armónicas tres veces antes de empaquetarlas".

Lamentablemente, en la actualidad, el mercado de Hering está casi exclusivamente orientado hacia el propio Brasil y al continente americano. Es bastante difícil encontrar buenos surtidos de modelos de Hering en Europa, tanto en tiendas como por internet.

. . . . . . .

Igualmente dentro de Brasil, en los últimos años, cabe destacar la magnífica tarea desarrollada por Bends Harmônicas, fundada por el armonicista Melk Rocha, de São Paulo, y una gran cantidad de otros armonicistas, representantes y patrocinadores de la marca que difundieron, a lo largo de los cinco años que duró la empresa, todos sus modelos, y la difusión en general del mundo de la armónica mediante toda clase de talleres, clínicas, eventos, programas y actuaciones de todo tipo.

Bends fue una pequeña empresa ideada por armonicistas que produjo excelentes modelos de armónica pensados precisamente para ellos, crómaticas y diatónicas de gran calidad, entre ellas el famoso modelo "Juke" de diatónica de diez celdas, de construcción robusta y gran durabilidad. La fábrica tuvo su sede en Ribeirão Pires, São Paulo, en plena competencia con Hering, y se mantuvo en activo desde 2006 hasta marzo de 2011 en que cesó totalmente en su actividad.

. . . . . . .

En el año 2010 y de la misma forma en que hizo su aparición de forma muy mediática, la B-Radical de Harrison Harmonicas desapareció desafortunadamente un año después tras muchos problemas a la hora de poner en marcha la recién inaugurada compañía en Chicago, Illinois, prácticamente sin llegar a producir de forma regular y estable. La B-Radical contaba con lengüetas de mucha precisión y ensambladas en sus placas individualmente mediante tornillo y tuerca, una a una, además de un innovativo diseño en el peine y un gran sellado en conjunto.

. . . . . . .

En agosto de 1931 se estableció en China la Shanghai Guo Guang Harmonica Factory Co.,Ltd. iniciada por el ingeniero chino de ascendencia taiwanesa Pan Jinsheng, junto a otros socios. fue el primer productor especializado en armónica del país y que en la actualidad fabrica las armónicas Hero y Guoguang.

En 1939 se funda la Shanghai General Harmonica Plant, en Shangai, China, que se nacionalizó en 1954. Es la fábrica de armónicas más grande de China en la actualidad, siendo su director Chen Di Bin. La compañía, además de producir casi todos los modelos de la marca Huang, ha producido durante varias épocas modelos de bajo costo para otras marcas como Hohner y Suzuki, aunque también produce sus propios modelos como Star, Victory, Lark, Shanghai, Friendship, etc.

Cabe destacar que el periodista estadounidense Ron Gluckman, en su artículo que no tiene desperdicio, A Shanghai Secret, afirma que la fábrica, en el más absoluto secreto, casi en la clandestinidad, también fabricó, según Chen, armónicas para Suzuki Musical Instruments Manufacturing Co. y también llegó a producir cerca de medio millón de armónicas al año para Hohner Vertrieb GmbH, la compañía que ha dominado el mercado durante tantos años. En 1988 Hohner delegó sus negocios a otra compañía estatal de Shanghai, la Shanghai Dong Fang Musical Instrument Factory. Por entonces la Shanghai General Harmonica Plant abrió otro trato para producir armónicas Huang exclusivamente para exportación hacia el continente americano.

La Jiangyin Qiling Musical Instrument Co., Ltd. es una empresa fundada en base a la original fábrica de armónicas, Jiangyin Harmonica Plant, fundada en 1970 y que tiene una historia de más de veinte años. Ubicada en ShengGang, JiangYin, JiangSu, China, actualmente fabrica las armónicas Golden Cup entre otros instrumentos.

La marca Weissenberg proviene de una larga trayectoria de fusión con otras compañías relacionadas con la enseñanza y distribución de instrumentos musicales desde 1979. Fundada en 1989 en Taipei, Taiwán, su nombre proviene de los viajes a la ciudad de Wurzburgo (Würzburg), Alemania, donde el equipo de la compañía Weissenberg acudía con mucha frecuencia a los eventos sobre instrumentos musicales. La ciudad alemana tiene una fuerte atmósfera musical y artesanal en la que se inspiraron. Actualmente Weissenberg fabrica toda clase de instrumentos de viento, saxofones, flautas y armónicas de gran calidad.

Otra de las grandes compañías en oriente actualmente es la Swan Musical Instrument Co., Ltd. fundada en 1982 en Jiangsu, China, especializada también en toda clase de armónicas y con ventas en más de veinte países por todo el mundo.


Siguiente: Innovaciones recientes …
Fuentes: elaboración propia (todoarmonica.org),
extractos de artículos de Pat Missin traducidos al español con permiso expreso del autor,
Hohner Musikinstrumente GmbH & Co. KG, C.A. Seydel Söhne, Suzuki Musical Inst. Mfg. Co., Ltd., Hering Harmônicas,
Shanghai Guo Guang Harmonica Factory Co.,Ltd., Swan Musical Instrument Co., Ltd., Weissenberg, F. J. Dávila Dorta www.ea8ex.com. Última actualización: octubre de 2014.

anterior siguiente

También te puede interesar:




Notación, tablaturas, cifrado



Ejemplos de fraseos, riffs, licks, para practicar


Afinación de lengüetas