Práctica ➦ Técnicas ➦ Glissando

PRÁCTICA
anterior siguiente

El glissando (otro tipo de adorno u ornamento musical), aplicado a la armónica, es una sucesión secuencial de tres o más notas aspiradas o sopladas en cualquier sentido donde se termina haciéndose énfasis en la última nota.

El término viene directamente del italiano y que a su vez proviene originalmente del francés glisser (resbalar, deslizar) y en música consiste en un efecto sonoro en el que se pasa rápidamente de un sonido a otro haciendo oír todos los sonidos intermedios posibles (no sólo los tonos y semitonos), según la característica de cada instrumento.


Ejemplos sencillos. Todos los audios están ejecutados con armónica en C (Do) si no se especifica lo contrario:


Ejemplo de glissando:


Glissando. Celdas 3 a 6 sopladas (Leandro Chiussi):


Glissando. Celdas 4 a 2 aspiradas (Leandro Chiussi):



Consejos del momento:

Acostúmbrate desde el principio a mantener una buena apertura oral interna a fin de conseguir la mejor resonancia y el mejor tono. Internamente debes abrir todo lo que puedas la boca y la garganta, consiguiendo así un tono más calido y lleno que mejorarán nuestras interpretaciones. Estas posturas pueden resultar un tanto rígidas y forzadas al principio pero debemos hacerlo con total relajación y naturalidad hasta que se convierta en un hábito.



Algunos ejemplos en vídeo:


anterior siguiente