Todo sobre la armónica de blues

Práctica ➦ Estilos musicales

PRÁCTICA
anterior siguiente

A pesar de sus "limitaciones" con respecto a la armónica cromática, la armónica diatónica de diez celdas es uno de los pocos instrumentos que se adapta a casi todos los estilos musicales gracias a su versatilidad y enorme expresividad.

Como vemos, se habla tanto de Blues porque inevitablemente ha sido el estilo que más fama le ha dado al humilde instrumento y en el que más se ha usado, pero con ella podemos tocar cualquier otro tipo de música: Clásica, Rock, Blues, Blues-Rock, Folk en todas sus variantes, Flamenco, Tango, Pop, Soul, Jazz, Bluegrass, Reggae, Rhythm & Blues, música tradicional, étnica, Hip Hop y prácticamente cualquier cosa que hayamos escuchado o que se nos ocurra.

Sin embargo, aunque no debemos encasillarla en ningún estilo en particular, hablar de la diatónica de diez celdas es sinónimo de hablar de Blues, de hecho uno de sus nombres es precisamente armónica de blues. Existen además los términos - Harmonica Blues - para referirse a cualquier estilo Blues en el que se use la armónica como instrumento central y Chicago Blues (además de Electric Blues) en donde la armónica es amplificada para conseguir su especial sonido.

Aunque originalmente no se inventó para ese estilo de música, el Blues es sin duda el más importante de los estilos en los que se toca armónica por todo el mundo, muchos incluso no dudan en afirmar que no hay nada como un buen tema de Blues, pero eso sí, con armónica.

A modo orientativo mostramos un diagrama en el que relacionamos tipos de armónica con estilos musicales en la forma en la que tradicionalmente se ha venido haciendo, pero debemos tener en cuenta de que esto es en realidad algo muy relativo ya que no existen reglas estrictas que dicten qué tipo de armónica sirve para un estilo musical determinado en exclusividad:


Estilo musical Tipo de armónica (sólo a modo orientativo)
Blues, Folk, Rock, Pop, (Jazz), Reggae Armónicas diatónicas o de blues (celdas únicas)
Clásica, Pop, Jazz, Grupos Armónicas cromáticas, de bajo, orquestales, especiales, etc...
Música Folk, todo tipo de música folclórica y popular o tradicional, celta, latina o hispanoamericana, étnica, centroeuropea, alpina, rusa, balcánica, asiática, etc. Armónicas diatónicas o de blues (celdas únicas), todas las armónicas de doble lengüeta (trémolo y octavadas)
Recordar que esta tabla es sólo una orientación. No existen reglas estrictas para relacionar un instrumento con un estilo.


El Blues

Aunque de orígenes no muy bien documentados pero de clara influencia africana. Todavía se pueden escuchar hoy en día en Malí y en las regiones occidentales de África canciones tradicionales prácticamente con la misma estructura que muchos temas blues actuales.

Las primeras manifestaciones del Blues surgieron en el sur de los EE. UU., casi con seguridad en el delta del Misisipí, a finales del siglo XIX. Esta música se caracterizaba por el uso de instrumentos artesanales a semejanza de los africanos, principalmente de cuerda, de construcción muy sencilla, a los que posteriormente se fueron introduciendo en épocas modernas la armónica (conocida entonces por infinidad de nombres entre ellos la blues harp), la guitarra acústica, el piano y otros. Las canciones tenían una estructura que podían ser de 4, 8 o 12 compases (los twelve bar blues), siempre basados en la tónica, subdominante y dominante de cada tonalidad.

El Blues casi siempre hablaba sobre los infortunios del compositor, muchas de las primeras letras eran muy realistas, lo cual contrastaba con la música de la época. En 1920, el blues formaba ya parte de la música popular norteamericana, y con el crecimiento de la industria musical también hubo crecimiento de intérpretes.

Hacia el 1940-50, cuando nacieron los instrumentos eléctricos, las ciudades como Chicago, Detroit y Kansas, eran populares por su Blues, y artistas como Howlin Wolf, Muddy Waters, Jimmy Reed y Little Walter se convirtieron en inmortales. Para esta época y debido a la evolución del Blues, el Rock & Roll comenzó a nacer. El Blues contribuyó pues significativamente al nacimiento y desarrollo de numerosos estilos musicales más modernos como el Jazz, el Gospel, el Rock & Roll, el Soul y el Rhythm & Blues.

La música blues, mucho más tarde, se convirtió en una música de orgullo, en una música sinónimo de derechos civiles, de la libertad de expresión, muchos movimientos llevaban al blues consigo y esto consiguió que hubiese un resurgimiento, una vuelta a las raíces, y es cuando aparecen nombres como Eric Clapton, Canned Heat, Janis Joplin, Jimi Hendrix, influenciados por el rock, pero siempre retomando sus inicios, llevaron el Blues a la gente joven.

A mediados de la década de 1870, el inicio de la fabricación masiva de armónicas permitió, sólo a Hohner, uno de los primeros fabricantes que se introdujo en el mercado estadounidense, producir más de cincuenta mil instrumentos al año, y que hacia el año 1900 se incrementó en los tres millones. Ya existían a mediados de la década de 1880 catálogos por correo distribuyendo armónicas y manuales hasta en los más remotos lugares, aunque todavía no se hacía mención a ninguna técnica como la del bending o las posiciones (tocar en una tonalidad diferente a la marcada en la armónica).

De 1870 a 1920 aproximadamente, a medida que la armónica ganaba más y más popularidad, los armonicistas, sobre todo sureños, tanto de ascendencia europea como especialmente africana, la población esclava y más desfavorecida, desarrollaron grandes habilidades, muy sofisticadas y muy diferentes y alejadas de las clásicas melodías centroeuropeas en las que se desarrolló la armónica históricamente. Sin embargo, aunque los orígenes son confusos, la influencia africana del blues es indudable.

Durante la década de 1920 se realizaron varias grabaciones de armonicistas, que se conservan, que nos dan una idea de los primeros sonidos de la armónica en el Blues. Se suele denominar a esa época el estilo Prewar Rural Blues Harmonica.

Tanto negros como blancos compartieron más o menos los mismos estilos, técnicas y repertorios que se empezaron a usar en "imitaciones de trenes", "cacerías de zorros, fox chase", imitaciones de sonidos en partidas de caza, patrones rítmicos en las persecuciones con "llantos" vocales que imitaban a las llamadas de los cazadores, llamadas a los perros, etc.

Se empezó a usar el bending con normalidad y se usaba la primera y la segunda posición por igual, pero también habían algunos armonicistas que lo hacían en la cuarta, la quinta, sexta e incluso la doceava posición.

Los armonicistas sureños negros emigraban hacia ciudades con más tolerancia racial y en búsqueda de mejores oportunidades en clubs nocturnos, actuaciones, emisoras de radio, etc. Las ciudades de destinos eran las situadas en la zona norte y oeste del país. Durante la década de 1940 la industria de guerra para la construcción de barcos, atrajo una enorme cantidad de gente sureña que posteriormente dió lugar al estilo West Coast Blues.

Los artistas urbanos mezclaban Ragtime, el incipiente Jazz y el Hokum Blues, derivado éste del estereotipo de los viejos espectáculos de venta ambulante de pócimas medicinales, donde se mezclaba humor y letras picantes y verdes. En Memphis, la calle Beale era el centro musical por excelencia y los músicos de Blues desarrollaron un estilo único influenciado por el Ragtime, llamado JugBand, llamado así por usar las garrafas, jugs, de whiskey para soplar y producir sonidos bajos parecidos a los del trombón. En estos grupos era típico el uso del banjo, la guitarra y la armónica.

Antes de 1947 aproximadamente empezaron a sonar dos estilos Chicago diferenciados, Prewar Chicago Style. Uno de ellos, en los comienzos de la década de 1920, en donde se escuchaban saxofones, trompetas y otros instrumentos más bien urbanos que ejercían una gran influencia entre los músicos de Jazz, y al mismo tiempo, los campesinos y granjeros sureños que trajeron con ellos su Blues rural que cambió al implantarse en las ciudades. Guitarras, armónicas, mandolinas, siguieron siendo sus instrumentos principales pero en sus letras se plasmaban los problemas típicos urbanos, lejos de la relajada y apacible vida en el campo, y sus patrones rítmicos se incrementaron.

Sobre finales de la década de 1940, los armonicistas empezaron a usar amplificación de una nueva manera, con amplificadores portátiles y micrófonos baratos. Se empezó a sellar la armónica con el micrófono con la ayuda de ambas manos para crear ese nuevo sonido, muy concentrado y lo suficientemente alto para ser escuchado tanto en las calles como en los clubs nocturnos. A finales de la década de 1950, las guitarras eléctricas y las armónicas amplificadas eran los reyes de las bandas de Blues en Chicago, acompañadas de batería, bajo y piano, el conocidísimo Chicago Style para todos los armonicistas actuales.

Posteriormente la armónica amplificada adquirió nuevos horizontes, como por ejemplo, el gran Little Walter que adaptó rítmos de Jazz y Rythm&Blues típicos del saxofón, directamente a la armónica de blues. A finales de la década de 1950 las nuevas generaciones blancas se obsesionaban con el Rock & Roll, y los fans del Folk empezaron a ver a los músicos de Blues como una parte propia del movimiento folk. Así, los institutos alquilaban artistas y bandas de Blues para actuar y bailar en sus campus. Los jóvenes blancos también empezaron a tocar armónica blues.

Comenzaron a surgir los primeros conciertos entre los fans europeos y británicos, que siempre habían estado fascinados mucho tiempo atrás con la música que llegaba de la otra orilla, especialmente Jazz y Blues. Muchos jóvenes artistas británicos comenzaron a imitar las grabaciones de Blues que escuchaban, surgiendo de ello muchas bandas de Rock británicas.

Hasta la actualidad, el Blues, y en concreto el Blues con armónica, está muy consolidado, y nos podemos encontrar con artistas y bandas de toda clase de influencias y estilos entremezclados con el Blues.

Existen infinidad de estilos blues, bien porque se desarrollaron por caminos diferentes o por la incorporación de nuevos instrumentos, por su lugar de origen o por las influencias y cruces con muchos otros estilos. Podemos ver los más importantes en el siguiente enlace externo:

La estructura blues de los 12 compases (los twelve bar blues) es algo así como la columna vertebral de la música blues. Desde esta estuctura básica de acordes se inicia y termina cualquier tema en blues. No es la única progresión de acordes en blues pero es la más popular y probablemente la más sencilla de aprender. Aparece además muy frecuentemente en temas de música rock, jazz y country.

La palabra compás se refiere a un número de tiempos en trozo de música, normalmente tres o cuatro tiempos. Los 12 compases de blues serían 12 x 4 tiempos= 48 tiempos repetidos tres o cuatro veces. En realidad no hay norma fija, se repiten todo lo necesario según las necesidades de cada melodía.

Los 12 compases blues están basados en lo que se conoce como la progresión de acordes 1-4-5 (normalmente escrito en números romanos: I-IV-V). Estos acordes se determinan de la siguiente manera:

El acorde 1 es el de clave de la canción/melodía. Si la canción está en G, ésta será la clave del acorde 1.

Para determinar los acordes 4 y 5 se cuenta desde el acorde 1 hasta encontrarnos con el 4 y el 5 (G=1, A=2, B=3, C=4, D=5, E=6, F=7, G=1), es decir C y D.

El mismo mecanismo sirve para cualquier otra clave de canción.


Las notas blues, blue notes

Son las notas más características y distintivas de este estilo que le dan su color único y que han venido pasando del Blues a prácticamente todos los demás estilos musicales modernos.

A partir de la escala mayor diatónica de todos conocida, la de las teclas blancas del piano, podemos bajar medio tono cualquier nota y convertirla en bemol, llamada también a veces menor o disminuída en terminología musical. Con el simple hecho de bajar esas determinadas notas en las escalas alteramos de forma dramática y determinante el "color", el "carácter", o algo que se repite mucho, "el "sentimiento" de una melodía que no tiene porqué ser necesariamente "triste" que el adjetivo más utilizado. De forma resumida diríamos que alternando entre notas mayores y menores obtenemos melodías Blues.

Entre las definiciones oficiales de las notas blues o blue notes casi siempre nos encontramos con que son variaciones microtonales que bajan de tono el III, VII y a veces, el V grado de la escala mayor.

En segunda posición, la más usada en armónica y Blues, el III grado correspondería al primer bend de la celda 3, el VII grado correspondería al segundo bend de la celda 2 y el V grado con el bend de las celdas 1 y 4. Son sólo algunos de las más importantes blue notes trasladadas a la diatónica como ejemplo.


Consejos del momento:

Es común al principio encontrarnos con que hay algo raro con la celda 2 al aspirar, con otras celdas en la parte baja (izquierda) y con las notas altas aspiradas e incluso sopladas. En la inmensa mayoría de los casos, por no decir todos, el problema está en la técnica y no en un fallo de la armónica cómo seguramente pensaríamos. Esto es normal por extraño que nos parezca. Cada lengüeta tiene su propia resonancia que se traduce en diferentes formas de soplar o aspirar para que suene con normalidad (fuerza, caudal de aire, respiración, notas simples, etc.) de forma que si soplamos o aspiramos demasiado en determinadas celdas las lengüetas pueden bloquearse y al contrario si no soplamos o aspiramos con más fuerza en otras, las lengüetas no llegan a vibrar y no se produce ningún sonido.


anterior siguiente