Todo sobre la armónica de blues

Teoría ➦ Introducción teórica

anterior siguiente
TEORÍA, introducción Fundamentos Historia Teoría musical básica Diagramas de notas y afinaciones Entonaciones y temperamentos Tipos de armónicas Las posiciones: 1ª posición 2ª posición 3ª posición PRÁCTICA OTROS

Introducción teórica básica para iniciarse

Como podremos ver con más detenimiento en la sección tipos de armónica hay una enorme variedad y tipos de instrumentos que provocan una natural confusión en el principiante a la hora de elegir un tipo en particular de armónica y dudas sobre cual es el mejor tipo para empezar, la más adecuada para un estilo musical determinado, etc.

No existen normas obligatorias ni estrictas que relacionen cada tipo de armónica con un estilo o género musical, además seremos nosotros mismos quienes tenemos que elegir qué instrumento queremos usar o cual se adapta mejor a un estilo o a nuestras preferencias y gustos para un tema o estilo particular.

En la inmensa mayoría de la música moderna, la armónica más ampliamente utilizada es la armónica diatónica de diez celdas con afinación Richter o disposición de notas estándar, también llamada simplemente armónica de blues, es decir, la que tratamos preferentemente en esta web.

Se usa en todos los casos donde se toque Blues, Rock, Folk, Country, Pop y prácticamente en cualquier estilo, incluso Jazz si con el tiempo y mucha práctica aprendemos a tocar cromáticamente usando técnicas especiales.

Por otro lado tenemos la armónica cromática, usada especialmente en Jazz, música Clásica y en general música en la que se requiera muchos cambios de tonalidad, aunque también es muy utilizada en Blues y muchos otros estilos.

A continuación nos encontraremos con una extensa y variada familia de armónicas de doble lengüeta, las armónicas trémolo y las octavadas, esas que tienen el cuerpo o peine subdividido horizontalmente, presentando en la embocadura dos filas de celdas, y que son armónicas especialmente usadas en música folclórica, popular o tradicional, asiática, latina, centroeuropea, balcánica, alpina, irlandesa, rusa, etc.

Su uso es extensísimo actualmente en los países asiáticos y llegaron a ser en algunos períodos incluso más ampliamente conocidas y usadas que las dos anteriores por su gran facilidad de uso.

Y por último existen toda una serie de armónicas muy especializadas, para grupo y orquesta, como son las armónicas de bajo, de doble bajo, de acordes, o tambien de efectos como las glisando, etc.

Solo se pueden indicar relaciones entre tipo de armónica y género musical como sugerencia o por mayoría de uso tal y como se ha dicho, y a fin de conocerlas e iniciarnos, porque en realidad es imposible establecer una norma sencilla e infalible que vincule cada tipo de instrumento con un determinado estilo musical.


Estilo o género musical y tipos de armónica

A modo orientativo mostramos un diagrama en el que relacionamos tipos de armónica con estilos musicales en la forma en la que tradicionalmente se ha venido haciendo, pero debemos tener en cuenta de que esto es en realidad algo muy relativo ya que no existen reglas estrictas que dicten qué tipo de armónica sirve para un estilo musical determinado en exclusividad:


Blues, Folk, Country, Rock, Soul, R&B, Pop, (Jazz), Bluegrass, Zydeco, Hip Hop, Rap, Funk, Reggae

Armónicas diatónicas o armónicas de blues (celdas únicas) (armónicas estándar, richter, major, major richter, etc.)

diatónicas


Armónicas cromáticas. Blues con cromáticas (tercera posición)

cromáticas

Folclore, Popular, Tradicional, Celta, Hispanoamericana, Latina, Centroeuropea, Alpina, Rusa, Étnica, Balcánica, Asiática, etc.

Todas las armónicas de doble lengüeta (trémolo y octavadas)

doble lengüeta doble lengüeta

Armónicas diatónicas o armónicas de blues (celdas únicas) (armónicas estándar, richter, major, major richter, etc.)

diatónicas

Clásica, Orquesta, Grupos, Pop, Jazz

Armónicas cromáticas

cromáticas


Armónicas especiales, orquestales, de bajo, de contrabajo, de acordes, de efectos, etc.

especiales
(Recordar que esta tabla es solo una orientación, no hay reglas para relacionar un instrumento con un estilo)

La armónica diatónica se desarrolló originalmente, sobre la década de 1820, con su especial afinación Richter, para el folklore y música popular y tradicional de las zonas suroccidentales de Alemania, Austria, actual Chequia y Europa Central en general, sus lugares de origen, y su disposición de notas se basó, como sigue siendo en la actualidad, en acordes en la octava baja (celdas 1-3) y melodías en la octava media (celdas 4-7) y alta (7-10), en otras palabras, el instrumento se concibió para que tan sólo con patrones sencillos de aspirado y soplado se pudieran producir acordes o notas tónicas y dominantes en la tonalidad de la armónica que usemos de una manera sencilla, sea cual sea la posición en la que nos encontremos a lo largo de las diez celdas.

En pocos años, con el descubrimiento de los bends y más tarde de los overbends, la capacidad interpretativa del instrumento aumentó significativamente mediante las nuevas formas de aspirar y soplar llevando a la humilde diatónica a cotas impensables incluso para sus creadores.

Como ya veremos con más profundidad las diatónicas son armónicas fabricadas y afinadas en una única tonalidad para favorecer esa sencillez a la hora de tocar e interpretar, sin que por ello signifique que obligatoriamente sólo se pueda tocar en la tonalidad para la que se fabricó.

Esto hace de la diatónica un instrumento pensado para ser realmente fácil de abordar y tocar desde el principio, y si además tenemos aptitudes musicales, aprender a tocar melodías y acordes sencillos en una sola tarde.

Sin embargo, y como en cualquier otro instrumento musical, llegar a tocar realmente bien, arrancarle un buen sonido y tono, expresividad, ritmo y capacidad improvisatoria, necesitará de nuestra capacidad musical inicial, años de aprendizaje y práctica y esfuerzo continuos, pero que como en todo, es algo que podemos conseguir con una buena base y buenas dosis de paciencia, ejercicios, gusto y afición por el instrumento, usando los estilos musicales que nos motiven, y en general no dejar nunca de investigar uno mismo.

Tradicionalmente se ha tocado la armónica simplemente de oído y de forma autodidacta, sin hacer demasiado énfasis en teoría musical alguna. Esto ha sido así incluso en el caso de grandes armonicistas a lo largo de la historia, algo natural debido a la inmensa popularidad del instrumento, aunque la mejor opción, para quienes puedan, es poder contar con un buen profesor o maestro.

No está de más y es preferible conocer al menos algo de teoría musical básica, tanto de forma general como aplicada a la armónica para comprender mejor la lógica de las notas y de la armonía musical en general.




La primera gran pregunta de todo principiante es ¿qué tipo de armónica comprar?

La respuesta es que si estás viendo esta web, es obvio que aquí tratamos de la armónica diatónica de diez celdas, o armónica de blues, con afinación o disposición de notas richter estándar,, la que como decíamos es la más usada y que como ya habrás leído anteriormente se usa en Blues, Rock, Folk, Country, Pop, Jazz y prácticamente cualquier estilo, dentro de sus limitaciones.

En las secciones armónicas recomendadas y tipos de armónicas puedes encontrar información más detallada sobre las armónicas más recomendadas para inciarse y la relación entre cada tipo de armónica y los estilos musicales, aunque solo a modo orientativo puesto que no se puede obligatoriamente asignar un género o estilo musical a un determinado instrumento. La música es un arte a la que no se le pueden poner límites, barreras ni etiquetas.

Como ya veremos detalladamente en todoarmonica.org, en las armónicas diatónicas de diez celdas, armónicas de blues o diatónicas richter como también se les suele llamar, encontramos especialmente "fácil" tocar y que además suenen bien debido a que no son instrumentos cromáticos, o al menos no fueron pensados para tocar cromáticamente en principio, sino que se trata de instrumentos diatónicos, pensados originalmente para tocar diatónicamente, algo así como el equivalente a las teclas blancas del piano, sin las alteraciones de las teclas negras, y con una disposición de notas a lo largo de las diez celdas especialmente preparada para que suenen "bien" o "armoniosamente" en un determinado tono donde simplemente aspiramos y soplamos produciendo sobre todo acordes tónicos y subdominantes sin más complicaciones. Todo esto tiene limitaciones obvias como que, por ejemplo, cada armónica estaría preparada solamente para una única tonalidad.

Ahora bien, si profundizamos en la diatónica y aprendemos otras formas de soplar y aspirar, gracias a las técnicas especiales del bending y del overbending, tendremos al final un instrumento con posibilidades cromáticas (tocar con los 12 tonos disponibles de la escala cromática) con el que ampliaremos dramáticamente su capacidad interpretativa, ejecutando melodías y fraseos impensables en algo tan limitado como son diez celdas y veinte lengüetas.

Comprendiendo que son instrumentos diatónicos entenderemos que las armónicas de diez celdas, o de Blues, se fabrican en un tono, afinación o tonalidad fija y determinada: A (La), C (Do), Bb (Si bemol), etc. normalmente marcado en la propia armónica, estampado, serigrafiado, grabado a láser, etc. en la cubierta superior, en algún lado del cuerpo o peine, o en la misma embocadura.

Podemos adquirir pues hasta un total de doce claves, tonos o tonalidades diferentes de armónicas diatónicas y que van, desde el registro más grave al más agudo, en el siguiente orden: G, Ab, A, Bb, B, C, Db, D, Eb, E, F y F#, además de muchos otros tonos en octava baja o alta, por ejemplo LC (Low C o C baja) o HG (High G o G alta).




De ahí surge la siguiente pregunta más común que suele ser ¿en qué tono o tonalidad comprar nuestra primera armónica?

Y la respuesta es que es indiferente cuando se toca sólo sin necesidad de acompañar ni seguir a ningún otro instrumento o música. Cuando se trata de acompañar a otro instrumento, banda, música, etc. o hacer solos junto a ellos debemos elegir una armónica en un tono determinado. Todo esto lo podremos ver más detalladamente en las secciones prácticas de tonalidades y posiciones.

De momento sólo debemos saber que para practicar, ejecutar los ejercicios de esta web o de otros métodos, otras webs, libros, CDs, etc, es aconsejable elegir una primera armónica en tonalidad C (Do) que es un tono intermedio, ni muy alto ni muy bajo, y que es además una de las tonalidades más frecuentes en las tiendas de música.

Aparte de la armónica diatónica o de blues encontrarás una introducción sencilla del segundo tipo de armónica más usada en el mundo: la armónica cromática.




Otra de las preguntas más usuales entre los principiantes es la de ¿qué marca y modelo en particular es más aconsejable comprar para empezar?

De difícil contestación porque las opciones actuales son amplísimas. La única advertencia para principiantes es que no adquieran su primera armónica con cuerpo/peine de madera, sino de plástico, ABS, resina, compuestos, bambú, por los motivos que encontrarás en la sección práctica de armónicas recomendadas.

De modo que teniendo ganas de aprender, motivación, y una armónica de diez celdas afinada en C (Do), lo único que nos queda es empezar practicar y tocar.

La mejor opción sería tener la posibilidad de que nos enseñe un maestro o profesor. Si no contamos con ella, otras alternativas son los manuales, libros, CDs, DVDs y vídeos aunque son más bien una ayuda en los primeros pasos.

En cualquiera de los casos siempre tenemos la opción de aprender nosotros mismos de forma autodidacta. En este caso, el primer problema con el que todos nos hemos encontrado es o bien la falta total de información, al menos en nuestro idioma (hoy en día ya no es el caso, gracias a la aportación de algunas páginas, entre ellas, todoarmonica.org y colaboradores que desde el año 2006, ha recopilado y creado artículos de todo tipo y que se han reproducido en otras tantas webs), o bien al contrario, el exceso de información, muy fragmentada, e incluso a veces, contradictoria.

El propósito de esta web es precisamente el de hacer más sencilla la tarea de iniciarse y empezar con la armónica, incluyendo orientación teórica y práctica basada en la experiencia, consejos, técnicas más usadas, etc., haciendo énfasis en lo más importante de modo de que al menos no adquiramos malos hábitos en los inicios.


Es imposible que la página pretenda ser un método para convertirnos en armonicistas consumados de la noche a la mañana porque a pesar de todos los reclamos que te puedas encontrar sobre "sencillos" métodos para aprender armónica o lo que te puedan contar, sólo existe en realidad un único método realmente efectivo que consiste en la práctica contínua, el esfuerzo y la motivación.

A lo largo de la web y en concreto en el menú superior encontrarás toda clase de información, distribuida en secciones, sobre la armónica y sus técnicas, información teórica y práctica, a la hora de abordar el instrumento desde cero, que te servirán de ayuda, tanto si eres neófito como ya iniciado.


Con esta introducción tendremos una mejor idea ante la gran cantidad de tipos y conceptos diferentes y continuar con las siguientes secciones teóricas en la armónica diatónica, empezando por fundamentos.
anterior siguiente
También te puede interesar:
Tombo Major Boy

Suzuki Fire Breath

Seydel Session Steel


Inicio Teoría Práctica Otros Foros
La armónica es fácil de tocar incluso aunque estés loco de atar
todoarmonica.org en facebook todoarmonica.org en twitter todoarmonica.org - canal RSS
todoarmonica.org © 2006 - 2017
Se utilizan cookies propias y de terceros a efectos estadísticos y publicitarios. Si pulsa sobre ACEPTO o continúa navegando consiente su uso en esta web.   Ver más información
ACEPTO NO acepto