Todo sobre la armónica de blues

Práctica ➦ Técnicas ➦ Arpegios

PRÁCTICA
anterior siguiente

Producimos un arpegio (otro tipo de adorno u ornamento musical) cuando tocamos las notas de un acorde de forma sucesiva del grave al agudo o viceversa, una tras otra y no todas juntas al mismo tiempo.

Aunque es indiferente, la mayoría de las veces se prefiere la primera forma (del grave al agudo). Los arpegios son "quebrados" si las notas no son tocadas en el orden normal de un acorde.

El término arpegio nació del arpa como una de sus técnicas de ejecución, y se aplica sobre todo a los instrumentos de cuerda pulsada.

Aplicarlo a la armónica suele ser sencillo, consiste en movimientos rápidos o lentos de la armónica, de nuestros labios, o de las dos cosas a la vez, mientras se aspira o se sopla, se modo que se produzcan sucesiones de notas, casi siempre contiguas unas a otras, a fin de producir el efecto deseado.


Todos los audios están ejecutados con armónica en C (Do) si no se especifica lo contrario:


Ejemplo de arpegios:



Consejos generales: Acostúmbrate desde el principio a mantener una buena apertura oral interna a fin de conseguir la mejor resonancia y el mejor tono. Internamente debes abrir todo lo que puedas la boca y la garganta, consiguiendo así un tono más calido y lleno que mejorarán nuestras interpretaciones. Estas posturas pueden resultar un tanto rígidas y forzadas al principio pero debemos hacerlo con total relajación y naturalidad hasta que se convierta en un hábito.



Algunos ejemplos en vídeo:


anterior siguiente


todoarmonica.org en facebook todoarmonica.org en twitter todoarmonica.org - canal RSS
todoarmonica.org © 2006 - 2017
Se utilizan cookies propias y de terceros a efectos estadísticos y publicitarios. Si pulsa sobre ACEPTO o continúa navegando consiente su uso en esta web.   Ver más información
ACEPTO NO acepto