Todo sobre la armónica de blues

Práctica ➦ Técnicas ➦ Arpegios

PRÁCTICA
anterior siguiente

Producimos un arpegio (otro tipo de adorno u ornamento musical) cuando tocamos las notas de un acorde de forma sucesiva del grave al agudo o viceversa, una tras otra y no todas juntas al mismo tiempo.

Aunque es indiferente, la mayoría de las veces se prefiere la primera forma (del grave al agudo). Los arpegios son "quebrados" si las notas no son tocadas en el orden normal de un acorde.

El término arpegio nació del arpa como una de sus técnicas de ejecución, y se aplica sobre todo a los instrumentos de cuerda pulsada.

Aplicarlo a la armónica suele ser sencillo, consiste en movimientos rápidos o lentos de la armónica, de nuestros labios, o de las dos cosas a la vez, mientras se aspira o se sopla, se modo que se produzcan sucesiones de notas, casi siempre contiguas unas a otras, a fin de producir el efecto deseado.

Todos los audios están ejecutados con armónica en C (Do) si no se especifica lo contrario:

Ejemplo de arpegios:



Consejos generales: Si eres de los que producen mucha salivación al principio no te preocupes. A medida que adquirimos soltura y vamos conociendo el instrumento, economizando aliento y mejorando nuestra técnica, el exceso de saliva dejará de convertirse en un problema y desaparecerá por completo. La introducción de mucha saliva en el interior de las celdas puede bloquear ocasionalmente alguna lengüeta. Se debe reducir únicamente a humedecer un poco los labios y en su caso la embocadura para permitir el libre movimiento.



Algunos ejemplos en vídeo:


anterior siguiente

Inicio Teoría Práctica Otros
privacidad y condiciones  |  política de cookies  |  contacto
todoarmonica.org © 2006 - 2019
Licencia de Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0
Cerrar
Se utilizan cookies  propias y de terceros para una mejor funcionalidad en este sitio.  Si pulsa sobre  ACEPTO  dará su consentimiento para usarlas.  Puede optar por lo contrarioMás info
ACEPTO NO acepto