Todo sobre la armónica de blues

Práctica ➦ Armónicas recomendadas para iniciarse

PRÁCTICA

Para nuestras primeras prácticas y ejercicios con armónica, tanto para aprender en esta web, en otras o en casi cualquier otro método, libro o sistema de aprendizaje es aconsejable hacerlas con una armónica diatónica de diez celdas, o armónica de blues, en tonalidad o tono de C (Do) con la afinación o disposición de notas normal, es decir, la más ampliamente usada, la Richter estándar.

En afinación estándar, Richter o mayor, la tonalidad C (Do) es la más usual y fácil de encontrar en tiendas de música y es una tonalidad intermedia dentro del rango tonal de las diatónicas. No tienen un timbre tan grave como una en A (La), ni tan alto como una armónica en F (Fa). Se recomienda siempre este tono intermedio (C, Do) porque a medida que elijamos tonalidades hacia los extremos, hacia arriba, F# (Fa sostenido), o hacia abajo, G (Sol), resultarán algo más problemáticas para un principiante.

En principio, no sería necesario especificar el tipo de afinación (Richter estándar) en la tienda de música a la hora de adquirirla puesto que es siempre la más común, pero es preferible hacerlo porque pueden ofrecernos alguna afinación alternativa que no nos servirá para nuestro propósito en estos primeros meses de aprendizaje. Es posible, por ejemplo, que en la tienda no tengan ni idea de armónicas y nos ofrezcan una trémolo, una octavada, una diatónica de diez celdas con idéntico aspecto al resto pero con afinación menor natural, etc.

La tonalidad o tono de cada diatónica viene marcada de diversas maneras dependiendo del modelo y del fabricante, en la parte izquierda o derecha de la parte frontal de la embocadura a los lados de las celdas, en la parte izquierda o derecha del cuerpo o peine, o bien estampada o impresa en la cubierta metálica superior con la correspondiente leyenda, es decir:

Tonalidades mayores:

Otras tonalidades y afinaciones:



Armónicas en amazon.es







Recomendar marcas y modelos de armónica específicos para personas que empiezan desde cero, resulta un tema bastante controvertido debido a la gran variedad de modelos, calidades, opiniones y experiencias, y a que no existe un modelo ni sistema "infalible" para principiantes puesto que es algo muy subjetivo y totalmente personal. Como en todo, lo que a uno le puede haber funcionado muy bien, a otro le puede resultar una experiencia más bien frustrante.


Muchos afirman que si sólamente queremos descubrir y tener claro si la armónica es lo nuestro o no, la mejor idea es empezar con una armónica barata y asequible (ver ejemplo) en tonalidad C (Do), de diez celdas, afinación richter estándar como se ha explicado, (la más fácil de adquirir en las tiendas de música y con la que tocaremos y experimentemos con los ejercicios de esta web por ejemplo) y practicar un buen tiempo con ella. Este método sencillo posiblemente sea el más usual y con el que la mayoría se haya iniciado, pero tengamos en cuenta de que las diferencias en calidad entre fabricantes y modelos pueden ser enormes y si adquirimos una primera armónica con una calidad realmente muy mala la experiencia puede resultar muy negativa y frustrante.


Alternativamente, y de forma igualmente económica, podríamos hacernos con un paquete de armónicas básico y asequible; por ejemplo un paquete de seis, siete (ver ejemplo) o incluso las doce tonalidades. Casi todos los fabricantes más importantes cuentan con esos packs aunque los más económicos son de marcas no tan usuales que son realmente baratos (hay algunos juegos de doce diatónicas en los doce tonos que cuestan la mitad que el precio de una sola armónica de mayor calidad) e igualmente probar un buen tiempo. Con estos tipos de armónicas además tenemos la ventaja de poder explayarnos con ellas sin miedo a estropear armónicas caras en la dura y larga tarea del aprendizaje.


Otra opción es simplemente la misma que la anterior pero hacerse además con una o dos armónicas de mayor calidad, en tonalidades C (Do) y G (Sol) por ejemplo, aunque la limitación sea obvia, e ir ampliando a más tonalidades con el tiempo. De esta manera, de vez en cuando podremos por ejemplo comparar nuestros avances notando la evidente diferencia al tocar con nuestras armónicas de mayor calidad pero siempre practicando duro con las más baratas.

Todo esto de iniciarse con armónicas baratas (que no necesaria y obligatoriamente de baja calidad) tiene su lógica ya que recordemos que estamos hablando de iniciarse en el instrumento. Tengamos en cuenta asímismo que entre armónicas de calidad también hay modelos más "blandos" o "suaves" de tocar frente a otros que resultan mucho más "duros", a veces con diferencias notables. Quien se inicia en la armónica, y esto es aplicable a cualquier otro instrumento musical, debe entender que más bien debe ser el intérprete quien se adapte al instrumento y que no existe el instrumento perfecto.


Los hay que afirman todo lo contrario, que desde el primer momento lo mejor es hacerse con armónicas de la mejor calidad posible, y rechazan de plano el uso de marcas o modelos de calidad media/baja (algo muy discutible), pero el problema es que estamos hablando de principiantes, no de músicos con un nivel algo avanzado ni de personas que se hayan introducido en el mundo de la armónica, ni siquiera en el de ningún instrumento musical. Si invertimos gran cantidad de recursos en un juego básico de seis diatónicas de calidad o una fortuna en veinte buenas armónicas para descubrir con el tiempo que no es lo nuestro, la frustración y el gasto económico inútil están asegurados.

Con la confusión inicial para el neófito de tener que elegir sucede lo mismo explicado anteriormente, si el principiante se acostumbra a modelos de armónicas con una respuesta mas bien "blanda", es decir, suave de tocar, siempre existirán muchos otros modelos de armónicas de igual o superior calidad que sin embargo resultarán algo más "duras", rechazándolas erróneamente.


······

Por todos estos motivos es muy difícil hacer recomendaciones concretas de ningún modelo ni sistema de iniciación en particular porque la oferta actual es, como podemos ver, muy amplia. Todos los fabricantes actuales cuentan con modelos individuales económicos, paquetes de armónicas de seis, siete e incluso los doce tonos, modelos y juegos precisamente pensados para principiantes, modelos muy baratos de marcas no tan conocidas simplemente para probar, hasta los modelos y marcas de la más alta calidad, etc.

La armónica tiene un principio de funcionamiento relativamente sencillo y básico y pudiera parecer que no deberían haber muchas diferencias entre unas y otras, pero la realidad es que, al igual que todos los instrumentos musicales, necesitan de buenos materiales y extremadamente críticos ajustes en su fabricación que marcan al final enormes diferencias, encontrándonos desde armónicas baratas, de calidad media y hasta las de la máxima calidad, ajustes, tolerancias entre lengüeta y placa, sellado, etc.

El proceso de aprendizaje puede resultar duro, y en algunas personas mucho mas largo que en otras y nuestas primeras armónicas van a tener que aguantar todo el fuerte trabajo de aprendizaje donde las lengüetas van a resultar mucho más forzadas de lo normal en todos nuestros ejercicios, especialmente en los bends y overbends, motivo por el que muchos fabricantes incluyen modelos especialmente preparados para principiantes y por el que casi siempre se aconseja iniciarse con modelos más bien económicos.


La única orientación, de forma excepcional para principiantes a fin de evitar malas experiencias siempre relacionadas con la embocadura, es que adquiramos nuestras primeras armónicas con cuerpo o peine de plástico, ABS, resina, metal, bambú o compuestos, pero NO los clásicos de MADERA POCO SELLADA para conseguir una mayor comodidad en la embocadura en los primeros movimientos de los labios por las celdas y facilitar nuestro aprendizaje con las técnicas en general.

Con esto nos evitaremos el problema relativamente frecuente para muchos principiantes de tocar con exceso de saliva en modelos clásicos de madera con poco tratamiento, hinchando el peine y llegando incluso a sobresalir las paredes de las celdas de la embocadura entorpeciendo el movimiento de los labios a lo largo de su recorrido.


Especialmente cómodas para principiantes, sin que signifique por ello que sea una forma de construcción mejor o superior, son las armónicas fabricadas con las placas de lengüetas incrustadas (encajadas) en el cuerpo/peine. De esta forma, en estos modelos, los bordes de las placas de lengüetas no tienen contacto con los labios, como se puede ver en la imagen, resultando en una embocadura más suave y "libre". Estos modelos además suelen contar siempre con las esquinas redondeadas resultando mucho más agradables. Prácticamente todas las marcas cuentan con estos tipos de armónicas, y son muy comunes entre las más económicas.


Las armónicas de diseño clásico con peine de madera (tradicionalmente de madera de peral) no vienen usualmente selladas de fábrica con ningún tipo de barniz, cera o tratamiento en su interior en modelos como la Hohner Marine Band Classic y en mucha menor medida la Hohner Blues Harp por ejemplo, y a pesar de que ese tipo de madera es resistente a la humedad, en la práctica tiende a hincharse cuando hay exceso de saliva. Requiere cierto tiempo de práctica llegar a tocar sin tanta cantidad de saliva como es el caso de muchos principiantes, por eso es preferible no iniciarse de forma directa con esos modelos. Más adelante, con la práctica comprobaremos que tocar con estos tipos de armónica de construcción más tradicional es igual de sencillo y simplemente se trata de una cuestión de saber adaptarse y acomodarse a cada instrumento.

En la actualidad, casi exceptuando el primer modelo antes mencionado, cualquier otro modelo de armónica con peine de madera ya viene bien sellado de fábrica y sin presentar estos problemas para los principiantes.

Lo más usual entre los armonicistas es contar con todo un arsenal de instrumentos adquiridos a lo largo de los años, y la oferta actual es la más amplia y tentadora de todos los tiempos: Los doce tonos más usuales, armónicas en octava baja (LC o Low C, LE, LEb, LF, incluso LFF), armonicas en octava alta HG o High G, armónicas de varios modelos, marcas, fabricantes, incluso preparadas en taller por artesanos profesionales de muchos años de dedicación y muy bien ajustadas para overbends, cromáticas en varias tonalidades, diatónicas de doce o catorce celdas, tanto con afinación ritcher como con afinación solo, etc.

SEA CUAL SEA NUESTRA ELECCIÓN, cabe recordar que en música moderna en general (Blues, Rock, Folk, Rock, Country, Reggae etc.), debemos comenzar con el PAQUETE BÁSICO DE SIETE ARMÓNICAS EN AFINACIÓN RICHTER ESTÁNDAR: tonalidades en A, Bb, C, D, E, F y G, para luego, con el tiempo y las posibilidades, seguir aumentando con las cinco restantes: Ab, B, Db, Eb y F#, completando así las DOCE TONALIDADES.

Es aconsejable, al tener que hacernos con tantas armónicas, que probemos con más de una marca-modelo, y poder comparar. Esto es sobre todo importante si decidimos comprar muchas armónicas a la vez y de un modelo caro o de mucha calidad. Nos pueden hablar bien de un modelo determinado muy caro y realizar pedidos de muchas armónicas en varios tonos para luego comprobar que no nos gustan o que no eran lo que nos esperábamos, o encontrar espectaculares opiniones sobre tal modelo muy famoso que luego resulta tener un fallo de diseño.

Una vez tengamos un "juego" completo de armónicas en los doce tonos, podríamos seguir añadiendo armónicas "especiales", por ejemplo en octava baja, las marcadas con L o Low (suenan una octava por debajo de su tono normal). Resulta especialmente interesante adquirir armónicas en octava baja para tonos altos (D, Db, E, Eb, F, F#), consiguiendo un increíble sonido grave, especialmente en sus bellos acordes y la producción de ritmos graves. Hoy en día los mayores fabricantes las producen en LC (Do baja), LD, LDb (Re bemol baja), LE, LEb, LF y LF#.

Podríamos seguir aumentando nuestro equipo con el concepto contrario, es decir armónicas que se fabrican en octava alta, las marcadas con H o High, consiguiendo que las armónicas más graves suenen alto. Por ejemplo, podemos adquirir armónicas afinadas en HG (High G, G alta) o HA, etc.

Sólo a modo orientativo, en la típica situación en la que toquemos Blues, Country, Rock, en segunda posición, las tonalidades de armónica de mayor uso serian las siguientes: C, A, D, G, Bb, F, Ab, Eb, Db, E, B y F# en el orden indicado. Para Folk, música tracicional usaríamos la misma tonalidad de armónica que la de la música.

Hay que resaltar que no sólo hablamos de tonos o tonalidades de armónica sin más, sino que además cada tonalidad de armónica tiene su timbre especial, característico y único. Es decir al cambiar de una armónica en A a otra en F el tipo de timbre, "sabor", color o cualidad de sonido es completamente diferente, otra característica que hace de la afinación diatónica en la armónica algo tan especial.

En la sección Foros > Opiniones sobre marcas y modelos de armónicas puedes encontrar alguna orientación e información sobre las armónicas en circulación por los fabricantes actuales que te servirán de ayuda. También puedes encontrar en este enlace todos los fabricantes de armónica más importantes del mercado.


Algunos ejemplos de diatónicas:


Calidad alta o buena Calidad media Calidad baja

Modelos de diatónicas de calidad buena o alta, casi todos ellos disponibles en las doce tonalidades y muchos de ellos, además, en octava baja (L o Low), alta (H o High) y afinaciones especiales:


Fender Blues DeLuxe

Fender Blues DeVille

Fender John Popper

Fender Midnight Special

Hering Blues

Hering Delta Blues

Hering Golden Blues

Hering Vintage Harp 1923

Hohner Golden Melody

Hohner Blues Harp ® MS

Hohner Big River Harp MS

Hohner Cross Harp MS

Hohner Pro Harp MS

Hohner Meisterklasse MS

Hohner Marine Band Crossover

Hohner Marine Band De Luxe

Hohner Special 20 Classic / Progressive

Hohner Rocket

Hohner Rocket Amp

Lee Oskar

Seydel Big Six Classic

Seydel 1847 Classic

Seydel 1847 Noble

Seydel 1847 Silver

Seydel Favorite

Seydel Session Standard

Seydel Session Steel

Seydel Solist

Seydel Solist Pro

Suzuki Bluesmaster

Suzuki Fire Breath

Suzuki Folkmaster

Suzuki Harpmaster

Suzuki Manji M-20

Suzuki Olive

Suzuki Overdrive

Suzuki Promaster

Suzuki Promaster Hammond

Suzuki Pure Harp

Tombo Aeroreed

Tombo Folk Blues

Tombo Folk Blues Mark-II

Tombo Major Boy

Tombo Ultimo





Calidad alta o buena Calidad media Calidad baja

Modelos de calidad media, con una relación precio-respuesta aceptables, y en tonalidades disponibles limitadas además de C (Do):


Hohner Blues Bender PAC

Hohner Blues Band

Hohner Blues Bender PAC

Hohner Hot Metal

Hohner Piedmont Blues

Hohner Silver Star

Hohner Pocket Pal

Suzuki Easy Rider

Huang Silvertone Deluxe

Huang Star Performer

East top





Calidad alta o buena Calidad media Calidad baja

Modelos de baja calidad pero de precio muy económico y en tonalidades disponibles únicas (C o Do) o muy limitadas, excepto algunos casos en los que se venden juegos de seis o siete tonalidades o juegos completos en las doce tonalidades: (desmontándolas y ajustándoles el gap podrían mejorar en respuesta)


Rocket Music BH01

Swan Harmonicas

Swan Blues Power

BJ harmonica

Stagg Blues Harmonica

Jambone, juego de 12 diatónicas

Classic Cantabile, juego de 12 diatónicas




Algunos de los más famosos mini amplificadores para prácticas usados en armónica blues, los pequeños y portátiles Danelectros, Marshall y Fender

Danelectro HoneyTone mini amp

Danelectro HoneyTone mini amp

Danelectro DH-1 mini amp

Danelectro DH-2 Hodad mini amp

Marshall MS-2 mini amp

Fender Mini Deluxe





Superventas en amazon.es  ➦  instrumentos musicales  ➦  armónicas:
RSS Feed Widget

También te puede interesar:



Historia de la armónica


Mantenimiento, limpieza


Accesorios para armónica